González sobre Rosell: “Quizás le ha faltado autoridad”

stop

El presidente de Pimec habla del fiasco de la fusión con Foment

Sin título

27 de octubre de 2009 (20:38 CET)

Con estas palabras, Josep González, presidente de la patronal Pimec intentaba explicar y explicarse la situación creada después que el presidente de Foment, Joan Rosell le comunicase que se posponía el acuerdo de fusión de las dos patronales catalanas.

González visiblemente dolido por el desenlace de las negociaciones entre las dos organizaciones empresariales ha querido escenificar con toda solemnidad su indignación. Y lo ha hecho rodeado de la plana mayor de Pimec. Los empresarios de dicha entidad han asentido en todo momento a las explicaciones de su presidente.

“No entiendo porqué el comunicado de Foment en el que se anuncia que se pospone el acuerdo señala en uno de sus puntos que los miembros de la dirección de esa patronal dan su apoyo a Rosell”, se preguntaba retóricamente González.

En opinión del presidente de Pimec el fracaso del acuerdo se ha debido más a las posiciones personales de algunos dirigentes de Foment que a los representantes de las organizaciones territoriales de esa patronal, aunque fuesen estas las que con más virulencia hiciesen públicas sus dudas respecto al acuerdo.

La indignación del presidente de Pimec se pone especialmente de relieve con el desaire que considera que se ha hecho al no informarle directamente de la parada en las negociaciones y “que tuviese que enterarme por la prensa”.

Sin querer entrar a fondo el los motivos de la decisión de Foment, lo que sí que ha querido dejar claro González es que “en la reunión de ayer lunes los que más duramente se mostraron en contra del acuerdo no fueron los representantes de las territoriales, fueron otros”. Luego, en privado habla de algunos dirigentes de organizaciones sectoriales que no habrían querido ceder posiciones en una posterior unión con Pimec. En este sentido, y volviendo a cargar sin nombrarle, contra Rosell, González añadió” quizás ha faltado autoridad”. Y en referencia a su sentimiento actual, indicava: “¿engañado?, es posible".

En la nueva situación el presidente de Pimec no descarta un nuevo acercamiento con Foment pero, a renglón seguido manifiesta que su patronal proseguirá ahora con su programa de apertura de delegaciones en aquellas zonas de Catalunya donde estas operaciones habían quedado paradas.

En su deseo por reforzar su posición González hizo un pormenorizado relato del proceso de negociaciones realizado primero directamente con Rosell y más tarde a partir de dos equipos, uno formado por él mismo y por el secretario general de Pimec, Antoni Cañete, y por Rosell y Joan Pujol secretario general de Foment. “Hace precisamente quince días, y cuando habían salido muchas notícias sobre problemas internos en Foment, Pujol me aseguraba que todo iría hacia adelante", explicaba González.
González reforzó su explicación entregando a los periodistas una copia del documento que según había manifestado Rosell “no existía”. En dicho documento, según González, “de 16 puntos en la mayoría se explica como se realizará la integración de las organizaciones territoriales”. El papel, según el responsable de Pimec había sido aprobado por la ejecutiva de Pimec y por la ejecutiva de Foment.

“Luego empezaron a surgir informaciones, durante este último mes y nosotros, aunque algunas eran muy críticas con Pimec, nunca quisimos contestarlas para evitar así crear tensión”, señaló.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad