Grecia: detrás de todo pufo hay un asesor financiero

stop

11 de febrero de 2010 (14:34 CET)

Las cuentas de Grecia preocupan especialmente estos días en toda la UE, pero hace tiempo que sus números no están claros. El mismo país que mintió sobre su déficit público en el año 2000 para poder acceder al euro a la primera de cambio, ha vuelto a repetir la jugada años más tarde, pero en este caso con su deuda. Según cuenta el semanario alemán Der Spiegel, Goldman Sachs, entidad cuyo prestigio ha quedado en entredicho después de la crisis subprime, ayudó a Grecia a maquillar su abultada deuda ante las autoridades europeas.

Según la publicación, el método utilizado fue tan basto como eficaz, como mínimo a primera vista: un contrato de derivados. Los asesores del gran banco americano cambiaron de divisa la deuda griega, que pasó de estar formada por dólares y yenes a contarse en euros. Esta es una práctica habitual en todos los países europeos. Pero la salvedad en el caso griego es que las tasas de cambio aplicadas entre las divisas eran ficticias.

Esto permitió al país heleno recibir 1.000 millones de dólares adicionales a los que habría recibido aplicando las tasas correctas. El montante de la operación sumó 10.000 millones en total, entre dólares y yenes.

Pero este crédito maquillado no apareció en las estadísticas de Grecia ya que las reglas de Eurostat permiten no registrar las operaciones que incluyen derivados financieros. Como ha dicho un experto en este mercado a Der Spiegel, “se pueden burlar las reglas de Maastricht con los derivados”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad