La Bolsa de Madrid ha perdido un 3,45%

Grecia y el petróleo sacuden a las bolsas europeas

stop

INCERTIDUMBRE EN LOS MERCADOS

Barcelona, 05 de enero de 2015 (18:13 CET)

El Ibex 35 ha cerrado con un severo descenso del 3,45% arrastrado por Grecia y la caída del petróleo, unas circunstancias que llevaban al selectivo a abandonar la cota psicológica de los 10.000 puntos. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 105,9 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,56%.

El temor a una posible salida de Grecia del euro preocupaban las principales plazas europeas. El Eurostoxx50 se dejaba un 3,8%, mientras que Italia, con una pérdida del 4,9%, lideraba el tropezón.

Repsol a la cabeza


En la Bolsa de Madrid, Repsol lideraba los recortes con un retroceso del 5,84%, seguido de Popular (-4,88%), Sabadell (-4,84%), CaixaBank (-5,28%) y Bankinter (-4,78%) . Sólo IAG, con un repunte del 1,45%, conseguía mantener el tipo.

La incertidumbre ante el resultado de las elecciones griegas y la perspectiva de nuevas políticas de estímulo por parte del Banco Central Europeo (BCE) han llevado al euro a niveles mínimos de hace cuatro años, por debajo de 1,20 dólares.

Grecia y la sombra del BCE


Los analistas ven dos factores fundamentales en la tendencia a la baja de la cotización de la moneda única. Por una parte, esta semana resurgió la preocupación ante posibles repercusiones de la crisis política en Atenas, cuando informaciones de la revista Der Spiegel reabrieron el debate sobre una posible salida de Grecia del euro.

Según esa revista, que se apoya en fuentes del Gobierno no identificadas, Berlín considera viable una salida de Grecia del euro y la ve incluso como el mal menor frente a la posibilidad de hacer concesiones a un eventual gobierno de izquierdas en Atenas, presidido por Alexis Tsipras.

En su tradicional rueda de prensa de los lunes, el portavoz de la cancillería, Steffen Seibert, no quiso ni confirmar ni desmentir esas informaciones y se limitó a reiterar que Atenas se comprometió en su día a emprender un curso reformista a largo plazo.

La lucha contra la inflación


El otro factor que ha puesto bajo presión al euro es la posibilidad de que el BCE tome nuevas medidas de expansión monetaria, para combatir los bajos niveles de inflación en los que muchos ven ya tendencias deflacionarias.

Ya el viernes de la semana pasada, el presidente del BCE, Mario Draghi, advirtió, en una entrevista con el periódico económico Handelsblatt, que muy probablemente los actuales tipos de interés de la eurozona, que marcan mínimos históricos, durarán mucho tiempo.

El propio Draghi dijo que el BCE ya está realizando los preparativos técnicos para ello, lo que ha sido interpretado como el anuncio de que el programa de compra de títulos de deuda soberana puede ponerse en marcha próximamente.

EEUU podría subir los tipos


Mientras tanto, en EEUU todo apunta a un giro de la política del Banco de la Reserva Federal (FED), que podría subir los intereses por primera vez desde el estallido de la crisis financiera y contribuye también a un fortalecimiento del dólar frente al euro.

La tendencia a la baja del euro tiene tanto ganadores como perdedores. Entre los ganadores están las empresas exportadoras, que pueden ofrecer sus productos a menor precio y eso es algo que en una economía exportadora, como la alemana, puede favorecer la coyuntura.

Entre los perdedores se encuentran, sin duda, los turistas europeos que viajen a países cuya moneda de referencia sea el dólar.

El imparable descenso del barril


En principio, la caída del euro también puede hacer que los precios de la gasolina suba pero de momento, debido al bajo precio internacional del petróleo, este es un problema menor.

La mayoría de los expertos esperan que la tendencia a la baja del euro continúe y algunos esperan que descienda hasta 1,15 dólares; el Deutsche Bank considera incluso como posible que en 2017 se llegue a la paridad entre el dólar y el euro.

Efectivamente, el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, llegó a caer por debajo del umbral de los 55 dólares. El crudo comienza el año a la baja después de despedir un 2014 nefasto para el sector petrolero, ya que el oro negro llegó a descender más del 48 % desde mediados del año pasado.

Más producción de crudo


El petróleo del Mar del Norte ha caído hasta un mínimo de 54,85 dólares en el International Exchange Futures (ICE), en comparación con los 55,46 dólares en los que abrió la jornada.

El precio del barril marcó su precio más bajo desde el 6 de mayo de 2009, cuando llegó a situarse en los 53,86 dólares.

El exceso de oferta de crudo, gracias al crecimiento de la producción de Estados Unidos y a la estrategia de Arabia Saudí, estuvo otra vez detrás de esta bajada. El precio del petróleo sufre caídas desde hace seis meses ante la reticencia de los países productores de rebajar su producción.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad