Grecia ya tiene el plan

02 de mayo de 2010 (10:49 CET)

El gobierno griego ha dado ya el primer paso para poder recibir la ayuda de la Unión Europea y el Fondo Moneterio Internacional presentando su plan de austeridad, que será, en algunos aspectos, draconiano.

Así, para reducir el déficit, que en 2009 escaló al 13,6% del Producto Interno Bruto (PIB), hasta el 3,6% en el año 2013, el Gobierno griego se compromete a recortar los sueldos de los funcionarios, detener las contrataciones públicas y congelar los salarios en el sector privado durante tres años.

Además, las pensiones también disminuirán, las de más de 600 euros mensuales pasarán de 14 pagas anuales a 12, según los medios griegos. También subirán los impuestos sobre alcohol, tabaco y gasolina un 10% y se incrementará el impuesto del IVA dos puntos, hasta el 23%, en la que es la segunda subida de este gravamen este año.

El Ministerio de Finanzas calcula que las medidas ahorrará a las arcas públicas unos 11.900 millones de euros, parte de los 28.800 millones de euros, más del 10% del PIB, que se necesitan para cumplir con los objetivos de reducción del déficit.

Este domingo por la tarde, tienen que reunirse los ministros de Economía de la UE para analizar este plan y la activación de la ayuda ¿Se pondrán de acuerdo al fin? De momento, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha afirmado que se han cumplido las condiciones para prestar asistencia financiera a Grecia, una vez aceptado por el Gobierno heleno un riguroso plan de ajuste, y ha recomendado "activar" el mecanismo de ayuda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad