Grifols renueva las condiciones de su crédito de 350 millones

stop

16 de diciembre de 2009 (18:37 CET)

Grifols ha acordado una modificación del crédito sindicado que firmó con 24 entidades financieras en mayo de 2008 por importe de 350 millones de euros, con el objetivo de "reflejar de forma más fidedigna" el valor de la empresa, informó la compañía farmacéutica.

   La renovación, aceptada por unanimidad por todas las entidades, pretende reflejar el valor de Grifols sin el efecto de la variación del tipo de cambio del dólar (que influye en el valor contable de los fondos propios).

   El cambio consiste en la sustitución del ratio entre la deuda financiera neta y los fondos propios por el ratio entre fondos propios mínimos, como una de las obligaciones financieras a cumplir por la compañía durante la vigencia de dicha financiación. El resto de condiciones pactadas inicialmente permanecen igual.

   De esta forma, hasta el vencimiento de la financiación, los fondos propios deberán aumentar como mínimo el 25% del beneficio neto consolidado en cada ejercicio, tomando como referencia el 80% del valor contable de dichos fondos propios a 30 de junio de 2009.

   Con esta modificación, se unifican además las condiciones ('covenants') de la financiación sindicada con las de la emisión de deuda realizada recientemente por el grupo Grifols en Estados Unidos, destacó la compañía.
   La financiación sindicada suscrita en mayo de 2008 incluía el cumplimiento de tres ratios basados en los estados financieros consolidados y auditados. Los dos ratios que se mantienen con su definición original son los fijados entre deuda financiera neta/Ebitda y EA/Gastos financieros.

   Los 350 millones del crédito se destinaron entonces a amortizar anticipadamente el saldo vivo del crédito sindicado firmado en 2005 por importe de 225 millones de euros, a refinanciar las líneas de crédito a corto plazo en dólares y a financiar parcialmente el plan de inversiones previsto por el grupo para el periodo 2008-2012.

   La financiación sindicada es a cinco años y se estructura en dos tramos: el primero consistente en un préstamo de 200 millones para ser dispuesto en euros, y el segundo en una línea de crédito 'Revolving' de 150 millones para ser dispuesto en euros o en dólares (USD) durante la vida de la financiación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad