Guardiola: "2011 será un año difícil para la banca"

stop

El consejero delegado del Sabadell alerta de que en el próximo ejercicio habrá una gran presión sobre los resultados de las entidades financieras

21 de octubre de 2010 (14:32 CET)

"El 2011 será un año difícil para la banca. Seguirá el ajuste de costes y dependerá del nivel de confort en provisiones que tenga cada entidad. Habrá una presión notable sobre los resultados". Con estas premonitorias palabras, el consejero delegado de Banc Sabadell, Jaume Guardiola, analizaba la situación del sector y las perspectivas de su futuro inmediato.

Por lo que respecta a la entidad que dirige, el ejecutivo ha señalado que ellos son menos sensibles que otros bancos y cajas a la caída de los tipos de interés, que ha provocado sensibles desplomes del margen financiero del sector (la diferencia entre lo que se cobra por los créditos y lo que se retribuye por los depósitos y cuentas). "Tenemos una situación confortable de liquidez", ha señalado Guardiola en la presentación trimestral de resultados de la entidad que preside Josep Oliu.

Preguntado sobre la batalla por la captación de pasivo que desarrollan diferentes entidades, el responsable del Sabadell ha indicado que su grupo no tiene una actitud beligerante ante este proceso. "En la guerra del pasivo somos reactivos. Nosotros tratamos de reaccionar al entorno". Guardiola también ha asegurado que continuará con el proceso de crecimiento orgánico en clientes y volúmenes de negocio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad