Huelga en Air Comet por el impago de nóminas

stop

05 de agosto de 2009 (12:46 CET)

Los trabajadores de Air Comet han perdido la paciencia. La Federación de Transportes, Comunicaciones y Mar de UGT ha decidido convocar ocho días de paros parciales en Air Comet que tendrán lugar en el aeropuerto de Madrid-Barajas el jueves y el viernes de esta semana, así como los próximos días 11, 12, 16, 17, 24 y 25 de agosto. Con esta acción, los empleados protestan por el impago de los salarios por parte de la aerolínea del grupo Marsans.

Fuentes del sindicato han explicado a Europa Press que los paros se realizarán en dos turnos -de 12 a 14 horas y de 21 a 23 horas- y sólo afectarán al colectivo de 'handling', es decir, a trabajadores de tierra y de rampa, debido a que el resto de colectivos "todavía no tienen representación".

El sindicato ha explicado que, a pesar de los intentos por evitar los paros, la dirección de la empresa "no ha ofrecido las mínimas garantías de que los trabajadores de la compañía van a recibir sus sueldos y las cantidades atrasadas".

La empresa anunció en abril que iba a comenzar a pagar de nuevo de manera regular a partir del mes de mayo, pero la realidad es que los impagos persisten.

"Hasta el último minuto se han intentado por parte del sindicato distintas vías y formulas para evitar la huelga y desbloquear el conflicto", han recalcado desde UGT.

"UGT responsabiliza a la dirección de la compañía del perjuicio que se puede ocasionar a los viajeros de la compañía y hace un llamamiento de responsabilidad a la empresa para que se paguen las nóminas pendientes a los trabajadores de Air Comet", ha destacado el sindicato.

Hasta cinco meses de retraso en los pagos
En el caso de los pilotos, según ha explicado UGT, los retrasos en el pago de las nóminas ascienden ya a cinco meses, sin haber tampoco recibido las pagas extraordinarias de Navidad y verano.
Entre los tripulantes de cabina y en el departamento de servicios generales el retraso es de tres meses, y tampoco han cobrado las pagas extraordinarias.

Por su parte, entre los técnicos de mantenimiento y en el departamento de facturación y asistencia, la compañía aérea tiene un retraso en el pago de las nóminas de dos meses, y dichos trabajadores todavía no han recibido la paga extraordinaria de verano.

"La viabilidad de Air Comet está muy en entredicho, porque la compañía no tiene liquidez ninguna", ha denunciado UGT.

Dichas fuentes consideran que la situación de la aerolínea del grupo Marsans ha empeorado notablemente desde el pasado mes de diciembre, debido al fuerte impacto de la crisis, que ha recortado en gran medida el número de viajeros de la compañía. La gravedad de la situación ha sido precisamente lo que ha llevado a los trabajadores a convocar la huelga en pleno mes de agosto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad