Iberia y British a punto de firmar su fusión

stop

Las dos con serios problemas económicos

Sin título

12 de noviembre de 2009 (16:39 CET)

La dirección de Iberia, la antigua compañía aérea española de bandera, habría aprobado ya la fusión con British Airways (BA), según fuentes del mercado. En el pacto se estipula que en la nueva compañía el 45% del capital estará en manos españolas y el resto en las de los accionistas de BA.
La sede financiera de la firma resultante estaría finalmente en Madrid, así como su sede fiscal, y que el presidente será, Antonio Vázquez, que lo es actualmente de la aerolínea española.

En representación de British Airways, Willie Walsh, su consejero delegado, ocupará el mismo puesto en un nuevo Consejo en el que ambas empresas tendrán el mismo número de representantes. Por su parte, el actual presidente de BA, Martin Broughton, podría ejercer como vicepresidente.

La compañía británica, que también ha convocado un consejo de administración paralelo al que ha planteado la empresa española. Este consejo debe por su parte dar el visto bueno a la operación, algo que las fuentes consultadas dan por hecho. Si finalmente se firman los acuerdos, hoy se cerrará positivamente un proceso de negociación de 16 meses.

Fuertes pérdidas

Las dos aerolíneas, que acumulan fuertes pérdidas por la crisis, mantendrán sus marcas y su gestión propia. Precisamente Iberia ha de anunciar este viernes los resultados del tercer trimestre.
Iberia es el principal accionista de British con un 10%, que a su vez es el segundo mayor accionista de la aerolínea española con un 13,15%, por detrás de Caja Madrid (23%) y por delante de la Sepi (5,16%), El Corte Inglés (3,37%) y el banco alemán Metzler Seel Sohn, que actúa como depositario, con el 2,99%.

BA, que tuvo en el primer semestre de su ejercicio fiscal unas pérdidas netas de 208 millones de libras (231 millones de euros), atraviesa graves problemas financieros y acumula ya un déficit de 2.100 millones de libras (3.100 millones de euros) derivado de su plan de pensiones. Por ello, tiene previsto incrementar en 600 millones de libras (693 millones de euros) su liquidez mediante la emisión de deuda convertible por valor de 300 millones de libras (346 millones de euros) y revisar su plan de pensiones, lo que le permitirá obtener otros 300 millones de libras en garantías (más de 382,7 millones de euros).

Por su parte, Iberia registró unas pérdidas de 165,4 millones de euros en el primer semestre del año y está inmersa en el desarrollo de un nuevo plan director, conocido como Plan 2012, que implica la prejubilación de los tripulantes de cabina mayores de 55 años, la aplicación del ERE en vigor que afectará a 200 trabajadores de handling. Iberia se halla en estos momentos afectada por una huelga de tripulantes de cabina que ha hecho que se cancelen en los 8 días de paro que se han celebrado unos 800 vuelos en total.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad