Iberpotash reduce sus beneficios y prevé una recuperación lenta

stop

20 de mayo de 2009 (19:49 CET)

Iberpotash cerró el ejercicio 2008 con un resultado positivo, pero sus previsiones son pesimistas: la recuperación de la demanda tardará más en llegar de lo que se esperaba. La compañía que explota las minas de potasa de Sallent y Súria obtuvo un beneficio bruto de 118 millones de euros en 2008 rente a los 168,7 de 2007, informó la compañía.

Pese a este aumento de los resultados, el consejero delegado de Iberpotash, José Antonio Martínez, advirtió: "Todos los indicadores apuntan a que la recuperación de la demanda tardará más de lo que esperábamos. Tal vez tendremos que esperar hasta el segundo semestre de 2009, en lugar de este primero, tal y como el mercado pensaba a finales de año".

"Entendemos que se trata de una crisis coyuntural y que podemos afrontarla", añadió. En 2008, la compañía invirtió 36 millones en adquisición de nueva maquinaria y equipos, infraestructuras e investigación geológica. Para 2009 prevé que continuar la inversión "en niveles significativos", señaló en un comunicado.

En octubre ya comenzó un nuevo estudio geológico en la zona noreste de la mina Cabanasses (Súria) que debe confirmar el potencial minero y las condiciones de explotabilidad de potasa en este sector. El estudio geológico tiene prevista su finalización el año 2010 y se hace por primera vez en tecnología 3D.

Iberpotash, perteneciente al grupo multinacional químico ICL, extrae y comercializa potasa como fertilizante natural, posee centros de producción en Súria y Sallent (Barcelona) y emplea a un total de 1.200 trabajadores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad