Indo vende menos y pierde más

stop

Sin título

31 de agosto de 2009 (18:36 CET)

El fabricante catalán de material óptico ha doblado las pérdidas, hasta los 13,2 millones de euros, en el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2009. Al mismo tiempo, las ventas han caído hasta los 48,9 millones, lo que supone un descenso del 23,8% respecto al mismo periodo de 2008. El EBITDA ha sido negativo en 2,9 millones negativos, peor cifra que los 0,7 millones negativos registrados entre enero y junio de 2008.

En este contexto, Juan Casaponsa, presidente de Indo, pese a querer transmitir un mensaje de optimismo a los periodistas presentes en la presentación de los resultados, no ha descartado que el grupo se vea obligado a emprender nuevas medidas de ajuste en la línea del ERE presentado este mes de mayo: “Será la evolución del negocio la que marque las posibles medidas que se tengan que tomar en materia de ajustes”, ha señalado Casaponsa, al mismo tiempo que ha reconocido que “sería demasiado aventurado por mi parte comprometerme a que no se tendrán que tomar medidas de este tipo de nuevo dada la crisis económica global en la cual nos encontramos”.

La caída del consumo marca inexorablemente el balance de Indo. La venta de gafas y lentes ha decrecido un 12,1% y un 18,7% respectivamente, mientras que la división de bienes de equipo ha sido la que peor comportamiento ha experimentado tras descender las ventas un 37%.

“La falta de expectativas comerciales y los problemas de financiación han echado el freno a la apertura de nuevas tiendas o a la renovación de las mismas”, han apuntado desde Indo en referencia al mal comportamiento de la división de bienes de equipo.

Sin embargo, Casaponsa se ha esforzado en transmitir que Indo es una empresa viable y ha puesto en valor recientes alianzas estratégicas, como la firmada a finales de julio con la compañía japonesa Hoya. Mediante este acuerdo, Indo ingresará 15 millones de euros en concepto de venta de tecnología –de los cuales ya ha ingresado 10 millones- y comprará a la japonesa productos semiacabados que hasta ahora adquiría a diferentes proveedores.

Casaponsa ha enmarcado esta alianza dentro de la mejoría que está experimentado la hasta ahora delicada situación financiera del grupo, que había llevado a sus auditores a dudar de la viabilidad de la compañía ante los resultados del ejercicio 2008.

Indo firmó a finales de julio un acuerdo con la mayoría de sus bancos acreedores para refinanciar el 85% de su deuda –que asciende a 42 millones de euros- lo que unido al préstamo de 8 millones de euros suscrito con el Institut Català de Finances está dando algo de oxígeno al grupo.

El presidente de Indo ha querido recordar que estos resultados no recogen todavía “los ahorros asociados a las reestructuraciones pactadas en el ERE de las empresas españolas del grupo o de sus filiales francesa y portuguesa” por lo que confía en que las cuentas referentes a la totalidad del ejercicio de 2009 ofrezcan mejores resultados que los presentados este lunes.

Consulte aquí la información completa enviada a la CNMV
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad