stop

La banca comienza la reactivación de préstamos por la totalidad del valor de la vivienda

Madrid, 13 de marzo de 2017 (05:00 CET)

Un comprador de una nueva vivienda acude al barrio de Quintana, en Madrid, interesado por un piso de 70 metros cuadrados. Se trata de una vivienda cuyo precio no alcanza los 140.000 euros. La inmobiliaria (Redpiso) ofrece un servicio de intermediación financiera (DCredit) para que el posible comprador consiga una hipoteca a precios más competitivos que las que ofrecen directamente las entidades.

La intermediaria financiera pregunta si dispone de ahorros para aportar un pago inicial. Pero al obtener los datos del posible comprador, con sueldo neto de más de 2.000 euros al mes, contrato fijo y sin ninguna deuda, la asesora cambia de parecer y ofrece la posibilidad de financiar toda la hipoteca al 100%. “Con tu perfil, cualquier banco nos dará la hipoteca al 100% y tendrás una cuota menor”, explica.

La hipoteca a la totalidad de la compra de la vivienda no suele traer buenos resultados a los bancos

La práctica se extiende en las intermediarias financieras que negocian con la banca hipotecas al mayor con condiciones más ventajosas que el resto. La red inmobiliaria Tecnocasa trabaja con Kiron y Redpiso con DCredit son dos de las más conocidas y han comenzado a ofrecer hipotecas al 100%.

Préstamos con restricciones

La gran banca niega que haya abierto el crédito fácil al 100% a todos los ahorradores, aunque reconoce que en el caso de buenos clientes “se pueden hacer excepciones”. La Caixa, al igual que Banc Sabadell, aseguran que sólo en contadas excepciones se conceden este tipo de hipotecas. Se trata de una política de riesgo que se mantiene desde el inicio de la crisis, hace casi una década.

Esas excepciones también incluyen las viviendas adquiridas por la banca por ejecuciones hipotecarias. Es el caso de Bankia, que ofrece el 100% de la hipoteca para su cartera de pisos propios y unas condiciones mucho más ventajosas (euríbor + 0,90 en lugar de euríbor + 1,20 que aplica para el resto de hipotecas).

Campo de cultivo para la morosidad

La hipoteca a la totalidad de la compra de la vivienda no suele traer buenos resultados a los bancos. La cifra de morosidad a los créditos al 100% alcanza el 25%, una cifra ocho veces superior al del resto de hipotecas. La concesión de créditos a quienes hayan ahorrado el 20% o el 30% del total del préstamo aporta la seguridad de que el comprador tiene capacidad de ahorro: es una garantía frente a impagos.

Pero estos créditos generosos no se ofrecen a todo tipo de clientes. Tampoco están anunciados libremente en las entidades. Los requisitos incluyen nóminas por encima de los 1.800 euros netos mensuales, no tener endeudamientos, contrato estable y garantías. Se trata de la pugna por clientes rentables, reconocen desde los grandes bancos.

Aseguran que las condiciones de créditos masivos del 100% y hasta el 120% no regresarán. Este tipo de préstamos, aplicados de forma masiva a los solicitantes, dispararía los riesgos financieros. Pero las inmobiliarias y sus intermediarios siguen insistiendo. “Te podemos conseguir la financiación al 100%. No hace falta que des la inicial”.  

Hemeroteca

Finanzas personales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad