Promoción de viviendas de Avantespacia en Málaga

La venta fallida de vivienda sobre plano puede ahogar a la banca

stop

Una sentencia del Tribunal Supremo abre la puerta a que los afectados puedan recuperar su dinero y reclamárselo a los bancos

Barcelona, 02 de junio de 2017 (19:59 CET)

Si las cláusulas suelo han desembocado en una avalancha de demandas, la posibilidad de que los afectados por la compra fallida de una hipoteca sobre plano puedan recuperar su dinero, abre una vía de agua que puede terminar ahogando a las entidades. Con el estallido de la burbuja inmobiliaria se produjo una reacción en cadena: los promotores no tenían fondos para terminar las obras al mismo tiempo que tampoco podían reparar la inversión de los clientes. Ahora, una resolución del Tribunal Supremo (TS) señala a los bancos como partícipes y, por tanto, responsables de la situación.

El fallo entiende que las entidades que aceptaron en sus depósitos dinero de los promotores, deben afrontar las reclamaciones de los consumidores ante la insolvencia de los agentes inmobiliarios. Según el alto tribunal, “en las compraventas de viviendas regidas por la ley 57/1968 las entidades de crédito que admitan ingresos de los compradores en una cuenta del promotor y la correspondiente garantía, responderán ante los compradores por las cantidades anticipadas e ingresadas en las cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad”. Así, la resolución sienta jurisprudencia y da la posibilidad a que miles de afectados en España se planten en los juzgados.

Vivienda sobre plano: la sentencia del Supremo sienta jurisprudencia

Por tanto, para recuperar el dinero basta con tres supuestos: demostrar la relación con el promotor, concretar los ingresos y las cantidades abonadas y, por último, aclarar que la propiedad no fue finalmente entregada. Para esta última condición basta con obtener la licencia de primera ocupación.

Luis Cuervo es abogado de Spanish Legal Reclaims, un bufete pionero en abordar esta problemática. Actualmente su despacho ya se ha puesto manos a la obra y tiene 60 casos en fase de reclamación o en proceso judicial. Además, tiene otros 15 recursos admitidos a trámite. 

Vivienda sobre plano: la ley protege a consumidores, pero no a otros agentes como fondos de inversión

Cuervo advierte de las consecuencias que puede tener el fallo del Supremo. “Anteriormente, la justicia fue poco a poco abriendo la puerta en algunas demandas". Asimismo, matiza que en estos casos en los que se obligó a los bancos a reparar a los afectados "se había firmado un aval" como instrumento compensatorio. No obstante, “ahora la situación es muy distinta, se han abierto las puertas por completo para que se pueda reclamar”, asevera.

Por tanto, un juez puede obligar a un banco a asumir responsabilidades siempre y cuando entienda que no protegió el dinero del cliente siendo consciente del riesgo que existía. A pesar de esta interpretación más expansiva, sólo las familias pueden acogerse a esta posibilidad. Por ejemplo, los fondos de inversión quedarían fuera de este paraguas jurídico debido a que invirtieron en vivienda con fines especulativos.

La radiografía del afectado dibuja a una familia española que quiso hacerse con una segunda vivienda durante los años del boom de la construcción. El segundo perfil más común es el de un extranjero -en su mayoría británico-, que quiso mudarse a las zonas del litoral. 

Finalmente, el estado anímico de los afectados terminará marcando la evolución del conflicto. Mucha gente es escéptica ante la situación porque ya lo intentaron en anteriores ocasiones y no lo consiguieron. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad