Inverindustrial tardaría más de 30 años en recuperar su inversión con los beneficios de Port Aventura de 2008

stop

El complejo está valorado en 550 millones

Sin título

10 de septiembre de 2009 (19:35 CET)

El grupo Investindustrial, liderado por la familia Bonomi, debería esperar 30,6 años para recuperar la inversión realizada en la compra del 50% de Port Aventura en función de la relación entre el precio pagado (94,8 millones por el 50%) y los beneficios netos conseguidos en el último año en el conjunto del parque de atracciones de Salou (3,1 millones). Una inversión aparentemente ruinosa.

No obstante, si se considera el EBITDA (39,7 millones), el precio pagado es casi una bicoca, ya que Carlo Umberto Bonomi apenas habría comprado por algo más de 2,3 veces el EBITDA. Una ratio que se puede calificar tranquilamente de chollo.

La clave para ver si la Caixa ha hecho un gran negocio con esta venta o la han hecho unos italianos espabilados está, pues, en saber cómo generando un flujo de caja de casi 40 millones de euros el beneficio neto apenas sobrepasa los 3 millones.

Lo primero que tenemos que reconocer es que estos números no son exactos: Bonomi no ha comprado todo Port Aventura, sino su parque temático y algunos otros activos, como puede leer aquí. A falta de un desglose oficial, que no hemos conseguido, vamos a suponer que a efectos de lo que estamos averiguando la relación quizás no varíe significativamente.

La diferencia entre el EBITDA y el beneficio puede estar en las amortizaciones. La inversión inicial en el complejo se calcula ya en unos 1.200 millones. Si los activos están muy amortizados, entonces Investindustrial habrá comprado fijándose en esa capacidad de generar caja, suponiendo lógicamente que a partir de ahora el beneficio neto crecerá rápidamente.

Hay que tener en cuenta que Port Aventura se distingue de otros parques de atracciones de España porque, incluso en una situación de crisis como la del año pasado, ha estado dando siempre beneficios. Los correspondientes al año pasado fueron los citados 3,1 millones y supusieron un descenso del 77% respecto a los del año anterior, según datos facilitados por la sociedad.

Unas cifras muy positivas si se tiene en cuenta que 2008 fue un año excepcionalmente bajo en visitantes (3,6 millones de personas).

Los números de Port Aventura son la envidia del resto de parque españoles. Por poner un ejemplo, en el 2007 tuvo un EBITDA de 54 millones y un beneficio neto de casi 15 m., aunque con bastantes más visitantes. Vea el cuadro adjunto para tener una idea más clara de la evolución de los datos de la compañía.

Pero como decíamos antes, las cifras pueden variar porque lo que ha comprado Bonomi es una parte de todo el complejo, aparentemente algo meos de la mitad: el conjunto de Port Aventura fue valorado a 30 de junio en 550 millones de euros. El dinero que ha puesto Invesindustrial por el 50% del parque temático y otros activos ha sido de 95 millones, por lo que la valoración del total de lo que ha comprado la mitad sería de unos 190 millones, algo menos de la mitad de los 550 m. de todo Port Aventura.

El acuerdo de compra supone además un compromiso de inversión en los próximos 4 años de 80 millones de euros. El tiempo dirá si la familia Bonomi aguanta en Port Aventura más de los 2 años que estuvo en su única experiencia anterior en un negocio similar, Carlo Umberto Bonomi.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad