Irlanda se niega a recibir ayuda de la UE para rescatar su sector financiero

stop

El Gobierno asegura que cuenta con recursos para financiar el sector público hasta mediados de 2011

16 de noviembre de 2010 (23:22 CET)

La negativa de Irlanda a aceptar ayuda ha hecho fracasar el plan de rescate que preparaban la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para frenar el contagio de los problemas de deuda a otros países periféricos como Portugal y España y evitar una "crisis de supervivencia" de la eurozona.

Irlanda ha rechazado pedir asistencia del fondo de 750.000 millones de euros que se creó en mayo alegando que cuenta con financiación para su sector público al menos hasta mediados de 2011.

Pero los países de la eurozona y la Comisión querían obligar a Dublín a aceptar el rescate por los "graves problemas" de su sector bancario, cuya limpieza va a costar alrededor de 50.000 millones de euros y disparará el déficit público hasta el 32%.

Sólo acepta apoyar a la banca


Finalmente, Irlanda se ha comprometido únicamente a una negociación "corta y bien enfocada" con la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo (BCE) para "determinar la mejor forma de aportar todo el apoyo necesario para hacer frente a los riesgos de mercado, en particular en el sector bancario", según ha anunciado el primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

El Eurogrupo actuará "de forma determinada y coordinada para salvaguardar la estabilidad financiera de la eurozona si es necesario" ya que cuenta con los medios necesarios para hacerlo, ha dicho Juncker.

"Las discusiones que tendrán lugar entre Irlanda y la CE, el BCE y el FMI nos permitirán tener a nuestra disposición todos los elementos y todos los instrumentos que necesitaremos en caso de que Irlanda presente una petición de asistencia a la UE y al FMI", ha resaltado el presidente del Eurogrupo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad