Jordi Mestre: "Este año se puede llegar a una mora del 10,5%"

stop

Sin título

04 de marzo de 2009 (21:55 CET)

Jordi Mestre, de 55 años, es director general de Caixa Sabadell desde 2006. En la caja entró con 15. Desde este puesto ha comandado la expansión territorial fuera de Cataluña de la sociedad del Vallès. La entidad ha hecho públicos sus resultados en los que se muestra un abultado apartado dedicado a provisiones. En esta situación

¿Como valora la fusión entre la Caja Castilla La Mancha y Unicaja?

Desconozco el fondo de la operación, pero parece forzada por la necesidad de crear una entidad más fuerte, dado que CCLM puede haber tenido problemas de morosidad. Unicaja está más saneada, porque en esta última fase del ciclo no han entrado en la construcción a pesar de tener en su área de influencia la Costa del Sol. Parece que de la fusión saldrá una entidad con un coeficiente de solvencia alto y una capitalización de unos 60.000 millones de euros, lo que supone ser una de las seis primeras cajas españolas. Es una fusión atípica porque afecta a dos entidades de autonomías diferentes pero me parece una buena solución , una operación interesante. A mi las fusiones me parecen bien si crean entidades más grandes y con más recorrido de futuro.

Operaciones como ésta en las que hay ayudas oficiales, ¿no perjudican a las entidades que siguen en condiciones de mercado?

Mírelo así, desaparece un competidor, y eso también es bueno. El proceso de fusión que se produjo en la banca eliminó competidores.

Caixa Sabadell ha dicho que no está por fusionarse,¿lo mantiene?

Hay otras maneras de generar sinergias. Nosotros ya tenemos un acuerdo desde principios de los 90 en el aspecto tecnológico, con otras tres cajas: la CAI de Zaragoza, la Caja de Rioja y la Caja Insular de Canarias, que nos permite compartir tecnología. Creo que éste es el futuro, que integremos alguna otra parte de nuestra operativa de servicios centrales con estas cuatro cajas o con otras entidades. Sumar entidad cercanas, que hacen el mismo negocio, que están solapadas en sucursales, no aporta ninguna ventaja.

¿Usted se refiere a entidades catalanas?

Con la mayoría de las entidades catalanas yo creo que no se generaría ninguna sinergia al hacer una fusión.

¿Y de fuera de Cataluña?

Si hubiese complementariedad de redes, de negocios y si con la unión se generaran economías de escala, pues sí.

¿Caixa Sabadell prefiere una expansión controlada?

Sí, claro, en este sentido se deben leer operaciones como el acuerdo que hemos hecho con Avalmadrid para financiar empresas de esa autonomía. Hace un par de años que empezamos a entrar Madrid y la Comunidad Valenciana. Y también hemos abierto una oficina en Sevilla.

Se dice que actualmente bancos y cajas no atienden adecuadamente a las empresas, ¿que porcentaje de su negocio procede de este ámbito?

Nosotros tenemos aproximadamente el 30% de nuestro negocio ligado a las empresas. El negocio bancario consiste en dar créditos. Yo no estoy de acuerdo con la idea de que no se dan créditos a las empresas, pero hay que asegurarse de que pueden ser devueltos. Cuando se ve que hay empresas o particulares que tendrán dificultades para pagar este crédito, pues no hay crédito, pero esto ha sido siempre así.

¿Pero es cierto que se piden menos créditos?

La demanda tanto de particulares como de empresas ha bajado de forma notoria.

El año pasado su entidad consiguió unos resultados importantes gracias a la venta del 50% de la aseguradora, el año que viene quizás no puedan repetir esta jugada, ¿eso quiere decir que no podrán reflejar beneficios parecidos?

Mire, el tema no es tanto anunciar un resultado. Nosotros lo que hicimos fue que, a raíz de la venta a Zurich del 50% de nuestra aseguradora, aprovechamos para realizar unas dotaciones especiales ante la coyuntura que venía para los años 2009 y 2010.

En la presentación de resultados usted dijo que se podía llegar hasta el 6% de morosidad,¿qué límite tienen las entidades antes de entrar en pérdidas?

Nosotros hemos contemplado que la morosidad se puede situar en los entornos del 10 ó 10,5%, en el conjunto del sector el año que viene. Este porcentaje dependerá de como las entidades reflejan los activos fallidos, porque todo el crédito moroso del cual uno se adjudica los activos, deja de ser crédito, deja de ser morosidad, pero pasa a formar parte del inmovilizado de la propia entidad. La suma de la morosidad más las adjudicaciones creo que se moverá en la cifra que he citado. Y eso afectará a los resultados.

¿Y podría ser que algunas cajas dejen de tener números negros para pasar a los rojos?

Podría ser que nos encontrásemos con que hubiese entidades que tuvieran resultados negativos, es una cosa que en el sector financiero no estamos habituados pero es usual en otros sectores, pero para algo hay recursos propios acumulados durante muchos años que pueden usarse para aguantar uno o dos años que puedan ser malos y llegar hasta la recuperación.

¿Como se toman informes sobre la solvencia, como el de la agencia Fithratings, que situaba a Caixa Sabadell en los puestos de cola?.

En este tema de la solvencia, las agencias de calificación, hacia el mes de septiembre pasado empezaron a rebajar rating a determinadas entidades. Tuvimos la mala suerte de ser una de las entidades que revisaron en aquel momento y nos calificaron triple B. Cuando preguntamos qué pasaba nos dijeron que el sector en general iba hacia esa calificación. Yo creo que los ratings deberían tener una visión más exhaustiva de lo que representa cada entidad. Las diferencias a veces entre entidades con A y otras con B son inapreciables.

¿Insinúa que las agencias han calificado con distinta vara de medir?

Si, o que hubo una moda en la que se dijo que España estaba en una mala situación, y recuerde que las agencias son extranjeras, americanas y con delegación en Gran Bretaña, y desde allí no nos ven con simpatía, tuvieron la idea de rebajar el rating prácticamente a todos. Por algún motivo, y lo achaco al efecto mediático, hubo un cierto lobby contra las entidades españolas, que aguantaron a pesar de la presión que había en aquellos momentos. Creo que esa tendencia se ha parado.

¿Cuestiona usted la labor de estas agencias?

Creo que las agencias de calificación deberían tener una regulación muy clara y unos sistemas de medida bastante homogéneos sobre lo que miden, porque al final el mercado se cree sus calificaciones, de las que depende al final la viabilidad de muchas empresas. No debemos ignorar la existencia de muchos intereses creados. Hemos visto como bancos americanos quebrados estaban calificados con triple A una semana después.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad