Jorge Gallardo (Almirall) denuncia una confabulación para rebajar su cotización

Sin título

22 de mayo de 2009 (17:56 CET)

A veces los directivos de las grandes empresas deciden no morderse la lengua y en el lugar menos pensado descargan su conciencia. Así le ha pasado a Jorge Gallardo, presidente de los laboratorios Almirall, que ha denunciado que en septiembre pasado un rumor atribuyó a un fondo holandés el interés por comprar un paquete accionarial de la compañía, cosa que alteró el valor de la acción.

Gallardo explicó, en el contexto de la junta de accionistas, que justo un día antes de que la empresa publicase los datos sobre la eficacia de un producto: el bromuro de aclidinio, - un fármaco para la Enfermedad Pulmonar Obstuctiva Crónica (EPOC_ concretamente sobre la tercera fase de los estudios y estos arrojasen una eficacia menor que en la fase anterior, apareció el rumor de compra, rumor que Gallardo tildó de “maniobra indigna” y apuntó al posible papel de ciertos bancos extranjeros.

Gallardo se manifestó “profundamente indignado” y pidió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que investigue sobre el origen de los rumores. Todo ello porqué la investigación sobre el nuevo medicamento, “es el activo en I D más importante de la compañía en estos momentos”, dijo.

El resultado neto de Almirall fue de 136 millones, fruto de unos ingresos de 1.056 millones. La junta de accionistas aprobó repartir 52 millones en dividendo equivalentes a la política habitual del grupo de remunerar a los accionistas con una cifra cercana al 35 o 40% de los resultados netos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad