Josep Singla, un constructor con fuerte presencia en el gremio

stop

Sin título

27 de octubre de 2009 (18:13 CET)

Josep Singla es, junto con Lluís Casamitjana, consejero delegado de Espais, uno de los empresarios detenidos este martes en la operación contra la corrupción llevada a cabo por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que también se ha saldado con el arresto del alcalde de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, y los exaltos cargos convergentes en los gobiernos de Pujol Macià Alavedra y Lluís Prenafeta.

Josep Singla es presidente de  Promoción e Ingeniería de Obras (Proinosa), empresa que él mismo fundó en 1974, y que, desde prácticamente el primer día, se dedicó a la ejecución de obra civil para ayuntamientos, como el de Barcelona y el de Sant Boi de Llobregat.

Singla no sólo es un simple constructor, sino que también defiende, o defendía, los intereses del sector a través de dos cargos representativos muy importantes: es vicepresidente del Gremi de Constructors d’Obres de Barcelona y vicepresidente de la Cambra Oficial de Contratistas de Obras de Catalunya (CCOC). Asimismo es consjero de la empresa mixta de recuperación y reciclaje de materiales de la construcción Gestora de Runes de la Construcció.

Entre las últimas obras importantes llevadas a cabo por la empresa de Singla, se encuentran la edificación de una gran nave destinada a actividades logísticas de Decathlon en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL II) de Barcelona, o su participación en la construcción del tramo Horta-Vall d’Hebron de la línea 5 del metro de Barcelona.

En 2007, Proinosa incrementó en un 18% su cifra de facturación anual respecto el año inmediatamente anterior, con una cifra de 183 millones de euros y un beneficio antes de impuestos (BAI) de 7,3 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad