Keynesianismo a toda máquina: Obama dará 75.000 millones $ a deudores hipotecarios

Sin título

19 de febrero de 2009 (07:48 CET)

Para evitar que nueve millones de familias pierdan sus casas por no poder pagar los préstamos, el presidente de los Estados Unidos tira de manual de John Maynard Keynes y pone todos los resortes del Estado al servicio de lo social.

El martes, el presidente estadounidense promulgó una histórica ley de estímulo económico. Y el miércoles anunció este un plan de 75.000 millones de dólares para evitar que nueve millones de familias pierdan sus casas por no poder pagar sus créditos hipotecarios.

El presidente afrontó una de las principales causas del actual colapso financiero de su país con un esperado plan destinado a frenar una ola de ejecuciones hipotecarias por la cual 10.000 familias de clase media se quedan sin vivienda cada día, según estimaciones oficiales y privadas.

"Ayudaremos a entre siete y nueve millones de familias a reestructurar o refinanciar sus créditos para que puedan evitar la ejecución hipotecaria", prometió el presidente al anunciar su iniciativa en Phoenix, Arizona, uno de los estados más golpeados por la crisis inmobiliaria de Estados Unidos.

Tres partes
El plan incluye tres partes principales, explicó Obama. La primera de ellas es un refinanciamiento de los créditos para entre cuatro y cinco millones de "propietarios responsables", a fin de que esta disminución de los intereses les permita afrontar mejor los pagos mensuales de sus hipotecas.

La segunda es una iniciativa de 75.000 millones de dólares para quienes no pueden pagar sus créditos pero que adeudan más que el valor actual de sus casas, en virtud de la caída de los precios de las propiedades desde que estalló la crisis, el año pasado.

Finalmente, en tándem con el anuncio presidencial, el Departamento del Tesoro comunicó que doblará la ayuda financiera a las compañías de crédito inmobiliario Fannie Mae y Freddie Mac hasta un total de 200.000 millones para cada una, en un esfuerzo por estabilizar el estado real del sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad