Kraft Foods despedirá a 300 trabajadores para compensar la adquisición de Cadbury

stop

LA DUPLICIDAD DE LA PLANTILLA OBLIGA A LA EMPRESA AL RECORTE

15 de octubre de 2010 (19:29 CET)

Kraft Foods despedirá a 300 trabajadores del área administrativa y comercial en Barcelona, según ha confirmado la dirección a los sindicatos. La reducción de la plantilla viene dada por las duplicidades generadas tras la adquisición de la empresa por parte de la multinacional norteamericana.

La dirección ha reconocido que la incorporación de Cadbury, con unos 120 empleados en las oficinas de El Prat de Llobregat y una red comercial en toda España, ha supuesto tener tareas "duplicadas y hasta triplicadas". Fuentes de la compañía han explicado a Europa Press que el sobrante de plantilla no está cuantificado todavía.

Los sindicatos han recibido esta semana documentación de la multinacional, que ofrecerá prejubilaciones a los trabajadores mayores de 54 años e indemnizaciones de 45 días por año para el resto de afectados.  La próxima semana está prevista una nueva reunión entre la dirección de Kraft y los sindicatos, para seguir negociando la salida de los empleados, aunque los representantes de la plantilla no son muy optimistas. "A medio plazo, no creo que nos salvemos del Expediente de Regulación de Empleo", han asegurado a Europa Press.

Antes de ser adquirida por Kraft, en marzo de 2009, Cadbury trasladó su fábrica de chicles Trident de Barcelona a Polonia, lo que supuso 170 despidos en El Prat. Kraft también cuenta en la capital catalana con la sede central de su unidad de galletas, Kraft Biscuits Iberia. La multinacional compró en 2007 el negocio de galletas de Danone, que incluía marcas como Lu, Tuc y Prince.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad