La balanza comercial del automóvil será paradojicamente positiva este año

stop

A pesar de la caída de ventas y exportaciones

Sin título

27 de diciembre de 2009 (17:47 CET)

En momentos de crisis se producen paradojas que vale la pena observar. En el caso de la industria automovilística española, fuertemente exportadora, cuando baja la demanda mejora la balanza comercial porqué también bajan las importaciones de componentes. Pero si al mismo tiempo las ventas al exterior caen en mucha menor medida se produce la mejora teórica del sector, a pesar de haber sufrido dos de los peores años de su historia reciente.

Curiosamente, la balanza comercial de la industria automovilística española cerrará el 2009 con el primer superávit de los últimos seis años, como consecuencia del fuerte retroceso de las importaciones, especialmente en el ámbito de los componentes para vehículos.

A pesar de la disminución de las importaciones, la industria interior tampoco ha vivido mejor. En total, las empresas auxiliares del automóvil han realizado Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que han afectado a más de 63.000 trabajadores, de los que se calcula que 13.400 han perdido el empleo definitivamente.

Luego están las grandes marcas que fabrican automóviles, de las cuales la crisis más importante en empleo directo ha sido la que ha afectado a Nissan, de la que solo en Barcelona ha supuesto la pérdida de más de 500 puestos de trabajo. En Opel, aún no se han terminado las consultas, pero todo hace pensar que pueden perderse también unos 900 empleos en la planta de Figueruelas, lo que podría multiplicarse por cuatro en las industrias auxiliares.

Todo ello es fruto de la evolución de las ventas en el mercado interior, que a finales de noviembre eran en turismos un 20,8% menos que en el mismo período del año anterior. Y las exportaciones, a pesar de la recuperación de los últimos meses, también han ido a peor, un 9,81% . No se ha de olvidar que el sector del automóvil en España exporta aproximadamente el 80% de lo que produce.

En el 2008 se redujo considerablemente el déficit comercial del sector español del automóvil, al bajar un 82,1%, hasta 706,6 millones de euros, debido a la abrupta caída de las importaciones provocada por el desplome de las matriculaciones en la segunda mitad del ejercicio.

Entre los años 2000 y 2003, la balanza comercial de la industria automovilística registró saldos anuales positivos, pero la tendencia se rompió en el 2004 y desde entonces siempre se habían registrado saldos negativos, hasta alcanzar un déficit récord en el 2007, con más de 8.000 millones de euros.

Exportaciones

Las exportaciones del sector generaron 22.816,8 millones de euros entre los pasados meses de enero y octubre, un 20,3% menos, con un descenso del 14,9% en el apartado de automóviles y motocicletas (16.043,6 millones) y un retroceso del 30,7% en el de componentes (6.773 millones de euros).

Por su parte, las importaciones se redujeron un 26% en los 10 primeros meses del año, con 21.645,6 millones de euros, de los que 11.278 millones corresponden a automóviles y motos (-21,3%) y los 10.367,6 millones restantes a componentes (-30,6%).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad