La banca alemana exige que España deje de recibir fondos europeos

stop

RESPUESTA A LA AEB TRAS EL ACUERDO DE BASILEA III

19 de septiembre de 2010 (09:01 CET)

A pesar de que las nuevas normas financieras contempladas en Basilea III todavía no se han empezado a aplicar, ya han generado más de un encontronazo entre los miembros de la UE. El último, entre España y la banca alemana. Las patronales germanas del sector han pedido a la canciller Angela Merkel que Europa considere la posibilidad de congelar los fondos europeos destinados a países que superen el déficit establecido.

“Deberíamos considerar si, teniendo en cuenta el éxito de las pruebas de resistencia para los bancos, se deben aplicar pruebas de resistencia para evaluar la solidez de las políticas de préstamo de los países miembro", apunta la banca alemana en una carta remitida a Merkel. Pero los financieros alemanes no se conforman sólo con eso. También reclaman la retirada del derecho a voto el seno de la UE a los países que incumplan los criterios de deuda pública.

Si se cumplieran sus peticiones, uno de los países afectados sería, inequívocamente, España. Y eso los bancos alemanes lo saben. Esta carta a Merkel no es más que la respuesta a las declaraciones que la Asociación Española de Banca (AEB) hizo tras conocer el acuerdo de Basilea III. La patronal española pidió el martes que el nuevo acuerdo “se aplique de forma transparente y equitativa en todos los países”, para que no se se vean alteradas las condiciones de competencia en el mercado financiero. En otras palabras, pedía que los países miembros de la UE, Alemania incluida, suspendan las ayudas públicas a las entidades financieras.

Esta exigencia no sentó nada bien a los financieros alemanes. A pesar de que tardaron unos días en contestar, su reacción ha sido contundente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad