La banca (americana) resucita

stop

JP Morgan y Goldman Sachs sorprenden a los mercados con sus resultados

16 de julio de 2009 (14:20 CET)

La banca norteamericana remonta el vuelo. Si Goldman Sachs sorprendía esta semana con unos beneficios inesperados, JP Morgan ha anunciado que ganó 2.720 millones de dólares -1.900 millones de euros- en el segundo trimestre del año, lo que supone un incremento del 36% frente al mismo periodo de 2009, así como unos ingresos de 25.620 millones de dólares -alrededor de 18.200 millones de euros-, un 39% más, con lo que también ha superado las expectativas de Wall Street.

La entidad ha cerrado así el primer semestre con unas ganancias de 4.862 millones de dólares -3.444 millones de euros-, un 11% más que en 2008. Así, entre enero y junio el segundo mayor banco de EE UU ha obtenido unos ingresos de 50.648 millones de dólares -35.900 millones de euros-, un 44% más que en el mismo periodo del pasado ejercicio.

JP Morgan se consolida así como uno de los ganadores de la crisis junto a Goldman Sachs, gracias, en gran medida a las ayudas recibidas por parte del Gobierno. Sin embargo, JP Morgan ha aprovechado para aumentar un 111% sus provisiones para hacer frente a la morosidad -cuenta ya con unas reservas de 16.627 millones de dólares (11.782 millones de euros)- e incluye en sus resultados el coste derivado de la devolución de las ayudas recibidas -1.100 millones de dólares (780 millones de euros) de los 25.000 millones de dólares (17.700 millones de euros) recibidos del plan de rescate bancario (TARP)-, medidas que aumentan la relevancia de estos resultados tan positivos.

Queda ahora conocer los resultados de Citigroup y Bank of America, los dos bancos más castigados por la crisis subprime, que también se presentarán esta misma semana.

En España, previsiones optimistas

En España, parece que la crisis no va con los bancos, como mínimo con algunas entidades.  Hace unos días, Banesto presentó las cuentas del primer semestre, que reflejaron un beneficio neto de 409,5 millones de euros, lo que supone  sólo un 8,9% menos que en igual periodo de 2008.

Por otra parte, el presidente del Banco Sabadell-Atlántico, Josep Oliu, afirmó la semana pasada que este año la entidad que dirige mantendrá sus beneficios respecto a 2008. Oliu argumentó que  “en situaciones como esta creo que debemos llevar la marcha corta”.

Pero el primero que hizo unas previsiones optimistas fue Emilio Botín, que aseguró que este año la morosidad del Santander llegará sólo al 3,5%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad