La nueva ley hipotecaria provoca en agosto la mayor caída en la firma de hipotecas desde 2016.
stop

La caída del euríbor y los tipos negativos aceleran la competencia entre entidades financieras

Madrid, 07 de octubre de 2019 (11:00 CET)

La banca apuesta por las hipotecas a tipo fijo, lo que ha provocado que sus intereses se hayan rebajado un punto porcentual en los últimos meses. El objetivo es hacer frente a la prolongación de la decisión de los bancos centrales de mantener los intereses a tipo cero. Si a esta situación se le añade las subidas en los tipos iniciales de los préstamos a tipo variable, el resultado es que tanto las hipotecas fijas como las variables ofrecen ya precios similares.

Fernando Rojas, experto de Analistas Financieros Internacionales (AFI), en declaraciones a Cinco Días, ha explicado que la evolución anual del precio de las hipotecas se podría dividir en dos periodos que tienen el mes de junio como eje central.

Durante los seis primeros meses del año se produjo un aumento de la Tasa Anual Equivalente (TAE) media: pasó del 2,34% de enero al 2,4% en mayo. Este aumento se vio influido por el incremento de la concesión de préstamos a tipo fijo, por lo que la banca se vio obligada a abonar el impuesto de actos jurídicos documentados  (IAJD) y la nueva ley hipotecaria. Por ello, los bancos tuvieron que actuar y elevaron los precios.

Y desde junio, con la entrada en vigor de la normativa, la nueva concesión de hipotecas cayó, y también el tipo medio. Ya en julio se situó en el 2,19%, según el Banco de España, como anticipo de las nuevas actuaciones del Banco Central Europeo (BCE). Un mes antes, el organismo dirigido por Mario Draghi anunció más medidas que confirmaron el mantenimiento de los tipos en tasas negativas o en cero durante un periodo más largo de lo esperado.

Estas medidas se pusieron en marcha en septiembre y las entidades, en busca de la rentabilidad, recortaron "la oferta comercial de hipotecas a tipo fijo por debajo del 2%", explica Rojas al citado diario. Son mayoría las que ofrecen créditos a estos precios frente a una TAE del 4% que se llegó a rozar y que algunos bancos todavía mantienen.

“Si como entidad financiera estimo que el tipo de referencia va a estar en negativo o en cero durante cinco años, bajo mis expectativas de subida de tipos y puedo ofrecer una hipoteca a tipo fijo con menor tipo" asegura Rojas. "No vemos los tipos fijos más bajos del 1,5% o el 1,7%, porque eso quiere decir que cuando el euríbor suba al 1%, el banco dejaría de ganar margen por el lado de la hipoteca fija", añade.

Un ejemplo es MyInvestor, que este viernes ha rebajado el precio de sus hipotecas fijas hasta el 1,49% TAE y abarata así sus préstamos entre 2 y 30 puntos básicos. La TAE de sus préstamos oscila entre el 1,49% a 15 años y el 1,88% a 25. La oferta de las entidades online ha sido más potente, como se puede ver en los préstamos fijos de Openbank, con una TAE entre 1,85% y el 2,05%

Y los grandes bancos no se han quedado atrás. En el caso del BBVA, los intereses parten del 1,747% y alcanzan el 2,365%, mientras que la Hipoteca Sin Comisiones de Bankia ofrece entre un 2,08% y un 2,41% TAE.

También se han elevado los tipos fijos iniciales de las hipotecas variables. Los préstamos del Banco Santander son nueve puntos básicos más caros y la de Coinc, 90. Pese a ello, estos préstamos aún tienen un interés muy bajo a partir del segundo año, con el euríbor a 12 meses en mínimos históricos, lo que sitúa la TAE de las variables muy por debajo de las fijas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad