La bolsa española no remonta y cae en la apertura un 1,1% hasta los 9.600 puntos

stop

La prima de riesgo respecto a la deuda alemana sigue en máximos hasta los 250 puntos por el temor a que el contagio irlandés sea real

24 de noviembre de 2010 (10:37 CET)

Expectación máxima en la apertura de la bolsa de este miércoles 24 de noviembre. El mercado de valores español se ha visto afectado en los últimos días los problemas de Irlanda y aunque a primera hora registró subidas, rápidamente cambió de posición. El Ibex 35 , que recuperó el nivel de los 9.700 en la apertura, volvió al color rojo después de un titubeo inicial. El selectivo cae 1,1% y pierde los 9.600 puntos. El resto de Europa, tendencia mixta: el Cac resta un 0,21%, el FTSE sube un 0,12% y el Dax, un 0,15%.

Por otra parte, la deuda española sigue sufriendo el castigo de los inversores. El martes pasado la prima de riesgo subió hasta niveles máximos que no se habían dado desde 1996 -el diferencial con el bono alemán subió hasta los 234 puntos básicos- y los CDS marcaron un nuevo máximo histórico en 284 puntos. Este miércoles, en la apertura el diferencial con el bono alemán a diez años se mantiene en máximos, concretamente en 250 puntos básicos, y los seguros de riesgo contra el impago en 306 puntos, un 40% más que a finales de octubre. La rentabilidad de los títulos españoles se sitúa cerca del 5%.

En este ambiente de incertidumbre, el Tesoro español pagó un 83% más por colocar deuda a corto plazo ante la desconfianza de los mercados como consecuencia de la petición de ayuda financiera a los organismos internacionales (FMI y UE) por parte de Irlanda. La banca española fue la que compró básicamente los productos del Tesoro y volvió a salvar al emisor ante la huida de las instituciones foráneas: según varias fuentes , apenas ha habido demanda foránea en las dos últimas colocaciones, la de obligaciones de la semana pasada y la de letras de ayer.

La banca lidera las caídas del Ibex

Por lo que se refiere al inicio del Ibex, los bancos Santander y BBVA comenzaron la jornada con subidas, pero cambiaron a la baja apenas unos minutos después. Los observadores creen que los bancos españoles tienen mucha deuda soberana del país y los inversores los castigan ante las dudas de un contagio procedente de Irlanda. Así, el banco que lidera de Emilio Botín ampliaba su caída y perdía un 2,6% y la entidad presidida por Francisco González se dejaba un 1,93%. Las ventas dominan en el resto de bancos: Popular cae un 0,65%, Sabadell, un 0,23%, Banesto, un 1,34% y Bankinter, un 1,7%.

Telefónica también ha girado a la baja y cae un 0,7%, Repsol pierde un 0,8%, Inditex resta un 0,73% e Iberdrola, un 1,32%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad