La Caixa capta 1.000 millones con bonos simples no garantizados

stop

La emisión se enmarca en la transformación del grupo en fundación bancaria y tiene una remuneración anual del 2,3%

30 de abril de 2014 (20:50 CET)

La Caixa ha captado 1.000 millones de euros este miércoles mediante una colocación de bonos simples no garantizados destinada a inversores cualificados e institucionales. El vencimiento está fijado a cinco años y el grupo asegura que ha tenido una alta demanda internacional, aunque también estaba abierta al mercado nacional.

La entidad ha remarcado que la emisión se enmarca en el proceso de transformación en fundación bancaria. En el marco del proceso de reorganización se amortizaron el pasado 25 de abril de forma anticipada un emisión de obligaciones subordinadas de La Caixa de 2.500 millones de euros. Pese a que el montante total de las obligaciones subordinadas que se han segregado es mucho mayor, de 7.005 millones.

Buena acogida


La futura fundación también destaca que las peticiones han superado los 3.500 millones de euros. La buena acogida ha permitido que mejorara en 155 puntos básicos sobre el índice de referencia para estas emisiones, el midswap. Así, la remuneración de los bonos ha quedado fijada en un 2,375% anual. Unos 15 puntos menos de lo inicialmente previsto, reconoce La Caixa.

Los bancos colocadores han sido Caixabank, Barclays, Citi, JP Morgan y Morgan Stanley.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad