La CNMV advierte de nuevo a los inversores sobre los pagarés de Nueva Rumasa

Sin título

24 de septiembre de 2009 (18:24 CET)

La primera emisión de pagarés de Nueva Rumasa por valor de 50.000 euros tuvo tanto éxito que José María Ruiz Mateos, el presidente del holding, decidió lanzar otra, con el mismo objetivo que la primera: reunir suficiente capital como para comprar empresas en una delicada situación económica. Y, tal como sucedió la primera vez, la CNMV ha querido recordar que los inversores pueden quedar desprotegidos en esta operación.

El organismo regulador advierte en un comunicado a los posibles interesados en esta inversión del riesgo que entrañan este tipo de pagarés. “Puesto que la suscripción de dichos pagarés se realiza directamente con el propio emisor, sin haber recurrido a los servicios de ninguna entidad financiera habilitada, la operación queda al margen de las normas de conducta exigibles a los intermediarios financieros para la protección del inversor”, afirma la CNMV.

Por el mismo motivo, sugiere a los posibles inversores que, antes de adquirir alguno de estos pagarés, se informen “adecuadamente acerca de la naturaleza y características del producto ofertado, así como de la situación jurídica y económico-financiera del emisor”, y cita, entre otros factores, la información financiera histórica y reciente, el informe de auditoría de cuentas o los factores de riesgo”.

Por otra parte, como estos pagarés, que ofrecen una nada desdeñable rentabilidad del 8%, no constituyen oferta pública y sus condiciones se han presentado sólo ante notario, la CNMV considera “necesario precisar que dicho folleto no puede ser confundido con los exigidos en la normativa del mercado de valores y, por tanto se advierte que, cualquiera que sea el contenido del mismo, no ha sido objeto de aprobación o control por la CNMV”.

Estas advertencias, que el organismo ya hizo en su día, no amedrentaron a los inversores, que, según parece, dieron un apoyo considerable a Nueva Rumasa. En los anuncios que se publican los domingos a doble página, el grupo de Ruiz Mateos presume de las adquisiciones realizadas a partir de la primera emisión de pagarés: “Siete importantes compañías que aportan 1.200 empleados al grupo”, entre las que se encuentran la Quesería Menorquina, la Bodega Caysa de Sanlúcar de Barrameda, y cuatro hoteles de la cadena Hotasa. Vea aquí el último anuncio publicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad