La compraventa de viviendas cayó un 32,5% en 2008

stop

La pruducción industrial se hunde en enero

Sin título

05 de marzo de 2009 (12:50 CET)

La compraventa de viviendas se redujo el 32,55% en 2008, hasta contabilizar 564.464 operaciones, según los datos publicados por el Ministerio de Vivienda, el menor número de transacciones efectuadas desde 2004, primer año desde que recoge la estadística.

La caída más fuerte se dio en el número de transacciones de vivienda usada, que de enero a diciembre se redujo casi a la mitad al caer el 45,6 por ciento y contabilizar 231.038 ventas, en tanto que las de los pisos nuevos disminuyeron el 19,2 por ciento, hasta las 333.426 operaciones. Sólo en el cuarto trimestre del año, se vendieron 125.419 viviendas, el 34,7 por ciento menos que en el mismo periodo del 2007, de las que 74.970 casas eran nuevas (30 por ciento menos) y 50.449 de segunda mano (el 40,6 por ciento menos.

Caida de la producción industrial

La industria, que en otro tiempo se consideró como el sector llamado a sustituir a la construcción como motor de la economía española, no sólo ha frenado su marcha, si no que recula a marchas forzadas y apenas ha llegado a ocupar el lugar del sector inmobiliario en el pelotón de cabeza de la destrucción de empleo .

Concretamente, según el INE , la producción del sector, corregidos los efectos de calendario, ha caído con fuerza en enero por quinto mes consecutivo hasta desplomarse un 20,2%, la mayor caída desde 1993, año desde que existen datos comparables.

Según el Instituto Nacional de Estadística, y fijándose en el destino económico de los bienes, esta bajada se debió especialmente a la caída del 29,9% en la producción de bienes de equipo -lo que augura más descensos porque son los que las empresas usarán en un futuro para producir-, seguida de la de los boemes intermedios, que disminuyó el 27,6%, la de bienes de consumo, del 12,6%, y la de energía, el 2,5%.

Las actividades relacionadas con la fabricación de vehículos de motor, remolques y semiremolques, que descendieron el 54,4% por la caída de ventas, y la elaboración de otros productos minerales no metálicos, que lo hicieron en un 46,1%, encabezaron el retroceso de la producción en enero, que afectó a todas las actividades, a excepción de las de extracción de antracita.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad