La confianza de los consumidores cae al nivel de noviembre de 2009

03 de marzo de 2010 (13:15 CET)

El retraso de la economía española por salir de la recesión tras trerminar el año pasado con su séptimo trimestre consecutivo a la baja, el persistente aumento del paro y las dudas sobre la recuperación han llevado al índice de confianza de los consumidores a fijar el mes pasado su mayor descenso desde septiembre del 2009.

Según el indicador del ICO, el índice ha bajado 7,6 puntos hasta las 71,1 unidades en febrero, con lo que regresa a niveles de hace cuatro meses por el retroceso en el optimismo tanto de la situación actual como de las expectativas de futuro.

Según explicación del ICO , en febrero ha empeoró la opinión de los consumidores en relación a todas las preguntas planteadas. Sin embargo, añade, en comparación con el mismo mes de 2009, aumenta en 22,5 puntos, sobre todo en el apartado de las expectativas así como mantiene las distancias con respecto a su mínimo de 46,3 puntos marcado en julio de 2008.

La relevancia del índice de confianza de los consumidores estriba en que sirve para anticipar las intenciones de gasto de los consumidores, lo que a su vez adelanta su posible incidencia en la evolución del PIB. El consumo de los hogares supone un 56% del Producto Interior Bruto.

Además, pese al retroceso del segundo mes del año, el ICO sostiene que el incremento en tasa interanual del índice de confianza permite "anticipar una moderada mejoría del consumo en 2010, dando continuidad al cambio de tendencia que ya se mostró en el último trimestre de 2009".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad