La confianza del consumidor, en el nivel más alto del último semestre

stop

El índice del ICO muestra una mejora de 2,7 puntos sobre el mes anterior hasta 73,4 puntos

03 de marzo de 2011 (11:39 CET)

La confianza del consumidor subió 2,7 puntos en febrero respecto al mes precedente y se situó en 73,4 puntos, el valor más alto desde agosto de 2010, como consecuencia de la mejor percepción de los consumidores sobre la evolución económica actual y la que esperan para los próximos meses, según el Índice que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

La confianza ha mejorado en febrero por segundo mes consecutivo debido, por las expectativas de los consumidores para los próximos seis meses en cuanto a la economía española y el mercado laboral.
No obstante, el indicador que elabora mensualmente el ICO considera que por debajo de los 100 puntos aún muestra pesimismo. Por lo tanto se puede decir que mejora la percepción de los consumidores dentro de la tendencia negativa.

En concreto, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) mejoró en febrero respecto al mes anterior debido al avance del indicador parcial de la situación actual, que subió 0,7 puntos, y al aumento del indicador de expectativas en 4,7 puntos.

Respecto a febrero de 2010, el Indicador de Confianza del Consumidor se ha incrementado en 2,3 puntos, debido a la mejor valoración de la situación actual (7,4 puntos) y a pesar del retroceso de las expectativas (-2,8 puntos).

La mejora de 0,7 puntos del indicador parcial de situación actual experimentado en febrero fue consecuencia de la mejor opinión de los consumidores sobre la evolución reciente de la economía española ( 2,8 puntos) y el empleo (2,7 puntos), mientras que la opinión sobre la situación del hogar cayó 3,4 puntos, aunque sigue siendo lo que mejor valoran los consumidores.

Si se compara con el mismo mes de 2010, el indicador parcial de situación actual ha avanzado 7,4 puntos porque ha mejorado la percepción sobre la situación actual del empleo ( 12,2 puntos) y de la economía del país (10,5 puntos), aunque en economía doméstica se produjo un leve retroceso (-0,7 puntos).

Por su parte, el indicador parcial de expectativas aumentó 4,7 puntos en febrero, hasta situarse en 98,5 puntos. Esta evolución se explica por las mejores expectativas sobre la economía española (8,2 puntos) y sobre el mercado laboral (6,6 puntos) y a pesar del descenso observado en las expectativas sobre la economía doméstica (-0,7 puntos). El componente de la economía familiar es el mejor valorado por los encuestados.
Aún peor que en 2010

En tasa interanual, el indicador de expectativas se encuentra 2,8 puntos por debajo de su valor de febrero de 2010 porque en las tres cuestiones que lo forman los encuestados manifiestan peores perspectivas que hace un año: economía española (-1,3 puntos), situación del hogar (-3 puntos) y empleo (-4,2puntos).

De estas cifras se deduce que las mejoras de febrero se han centrado en los componentes sobre la economía del país y del empleo, tanto en el indicador de la situación actual como en el de expectativas, mientras que las bajadas de la confianza se han observado en las preguntas sobre la economía del hogar que, aún así, mantiene el nivel más elevado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad