La crisis castiga a los bingos pero no a las tragaperras

stop

Sin título

28 de abril de 2009 (10:13 CET)

No hay recesión que valga para el sector del juego. Ahí están los resultados de la multinacional catalana Cirsa para ponerlo de manifiesto. El grupo obtuvo unos ingresos de 1.704 millones de euros durante 2008, un 2% más que en el ejercicio anterior, y un beneficio bruto de explotación (ebitda) de 193 millones de euros, lo que supone un aumento del 17,2%.

Las razones del éxito de Cirsa están en la contención de los gastos así como en el impulso que ha experimentado el negocio de las máquinas recreativas, tal y como informa el diario Expansión. En este segmento, Cirsa ya tiene una cuota de mercado del 53% en España. La multinacional ha aumentado además su parque de máquinas en Italia, con 6.800 máquinas instaladas.

Pero mientras el segmento de las máquinas funciona bien, no ocurre lo mismo con los bingos, sector de peso para Cirsa, que cuenta con un total de 58 salas en toda España. En el último año, Cirsa ha cerrado 3 salas en la Comunidad de Madrid por el descenso de esta división de negocio. No obstante, la empresa confía en reflotarla, y para ello prevé abrir dos nuevas salas en Bilbao y el Puerto de Santa María.

El futuro de Cirsa pasa también por México, donde ya tiene 22 salas de juegos que combinan bingo, restauración y espectáculo y donde prevé incrementar el número de salas y máquinas. En los planes de expansión de Cirsa también está Argentina, donde planea abrir un casino que también contará con hotel y sala de convenciones en la ciudad de Rosario.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad