La crisis hace sufrir a Spanair y Vueling

Sin título

01 de febrero de 2010 (12:49 CET)

Hace unas semanas, el director general de Vueling, Álex Cruz, envió una carta a todo el personal de la compañía barcelonesa en que les explicaba que la situación de la sociedad es muy, muy frágil. Ferran Soriano, el presidente de la otra compañía catalana, Spanair, ha optado por decir en persona más o menos lo mismo que Cruz. Ambas compañías, con anterioridad, ya habían hecho una sensible reducción de personal. Vueling como consecuencia de la fusión con Clickair, y Spanair con motivo de la compra por parte de accionistas catalanes.

De hecho, Soriano y sus colaboradores más próximos han hablado con los colectivos de pilotos y de auxiliares de vuelos y les han explicado que la situación de la compañía es desesperada y que no hay otra solución que despedir a una parte de los pilotos y personal auxiliar. Una fórmula drástica que los afectados han aceptado, entre otros motivos porque el personal de la compañía es el que está mejor enterado de la pésima gestión que ha ido arrastrando desde hace muchos años y que lo ha llevado a la dramática situación actual.

Hay una serie de factores que perjudican ambas compañías, igual que a la gran mayoría de la competencia. En primer lugar, la crisis económica que ha reducido sensiblemente el número de pasajeros y que les han obligado a reducir el número de vuelos en algunas líneas y, en algunos casos a eliminarlas. Con respecto a los vuelos dentro del territorio español, el efecto AVE ya les está pasando factura a todas las compañías, Iberia, Air Nostrum y Air Europa incluidas. A medida que va creciendo el número de ciudades con aeropuerto que están ligadas a la red de trenes de alta velocidad (por medio de trayectos directos o con aquéllos que, servidos por los trenes Alvia, combinan tramos en alta velocidad y de otros en vías convencionales), las compañías aéreas se retiran de aquella línea porque el tren les ha cogido una buena parte del mercado. De hecho, Iberia ya se ha planteado... Leer más...
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad