"La cultura es clave para crear una economía con más valor añadido"

stop

Lluís Bonet, coordinador del congreso Cultura y Economia

Sin título

13 de mayo de 2009 (12:58 CET)

La economía necesita, en este país, fijarse en ámbitos nuevos como generadores de actividad. No sólo porque puede abrir nuevos nichos de mercado si no porque la cultura puede ser un componente esencial en un cambio hacia lo cualitativo que se aventura como alternativa para salir de la crisis.

Lluís Bonet es el coordinador del congreso Internacional de Economía y Cultura que se celebra en Barcelona bajo el auspicio del ministerio de Cultura y la Cambra de Comerç de Barcelona que se celebrará del 20 al 22 de mayo, sede de la Cambra en la Casa Llotja de Mar.

¿Cuál es el objetivo que se persiguen con estas jornadas?

El motivo es transmitir nuestra confianza, en el sentido de manifestar que la economía necesita repensarse, que la dimensión cultural tiene que hacerse un lugar en la agenda política y de los responsables económicos. Todos deberían tener claro que la conjunción entre economía y cultura genera valores añadidos que benefician a todos.

¿Lo que dice está bien, en teoría, pero se puede hacer en una época de crisis como la que sufrimos?

En una época de crisis se tiene que pensar en nuevas soluciones. Porque la alternativa es ser capaces de producir un alto valor añadido y en este sentido, la cultura es un componente esencial del cambio que se busca. Hemos de pensar que la actividad cultural puede servir para reconvertir muchas actividades que parecían intocables, como lo era el textil en los años 70.

¿Las jornadas pueden ayudar a reducir la distancia entre los empresarios y el mundo de la cultura?


Es que el objetivo es convencer a la clase empresarial que se deberían incorporar contenidos culturales en cualquier producto que fabriquen, sea del sector que sea. Porque, por ejemplo, además de los contenidos intrínsecos hay otros que no son despreciables, como la imagen que dan los productos culturales del propio país. Por ejemplo, ¿hay alguien que se atreva a minusvalorar la importancia que Hollywood ha tenido para transmitir al resto del planeta las ideas que interesaban a su país sobre el modo de vida norteamericano?

Y nosotros qué papel podemos jugar, teniendo en cuenta que estamos en la ribera mediterránea, en el sur de Europa..

Precisamente cada área puede vender mejor su imagen si se liga a la producción cultural. Piense que Alemania tiene en el mundo una imagen vinculada a la calidad, y no es por casualidad. En el Mediterráneo quizás no podemos competir en un mercado global por precio, pero si se podemos hacerlo por creatividad, y eso se debería poder publicitar desde nuestra acreditada producción cultural.

Pero, hemos de tener en cuenta que las empresas del sector cultural en Cataluña y España son pequeñas en el mercado mundial...

Mire, esto no es tan claro, piense que, por ejemplo, el Grupo Planeta tiene la propiedad de la segunda editorial francesa, y las empresas de este sector tienen una acreditada presencia en América latina.

En el congreso las empresas están invitadas a explicaran sus experiencias.

Efectivamente, nosotros, los organizadores del evento, creemos que se debe articular el discurso desde diversos ejes y uno de ellos es el de mostrar modelos de negocio viables aunque sea a partir de pequeñas o muy pequeñas empresas, y en este sentido hemos invitado a sociedades de muy diversa tipología. Así, por ejemplo, hablamos de la influencia de las nuevas tecnologías en el mundo de la cultura vinculado a la economía.

Intervendrán en la jornada dedicada a experiencias empresariales, firmas como Bestiario, dedicada a la producción teatral; Cromosoma, que produce animación; Abacus; la Agenmcia Freak o Telentrada de Caixa Catalunya.

También hablaremos de nuevas tecnologías. Lo haremos porque el debate no puede ser como actualmente parece, entre gratuidad y no gratuidad. Pensamos que Internet ha de tener un papel muy importante de futuro, lo afirmamos creyendo también en cosas como el derecho a la propiedad intelectual, los derechos de autor, etc. Todos estos elementos pueden convivir con los nuevos modelos de digitalización y serán también claves en el futuro.

¿Cree que realmente los responsables económicos entenderán este mensaje en un momento de gran convulsión a causa de la crisis?

Deberían tenerlo claro, una de las fórmulas para cambiar el modelo económico es apostar por que la creatividad tenga también una buena financiación. También se debería tener clara la importancia de conseguir sinergias interproductivas o puntos tales como la importancia de que nuestros diseñadores sean reconocidos no sólo en el mundo sino en los ámbitos industriales propios. Otro puntos son saber vender imágenes como lo creado por Gaudí, que si se combinan con el clima pueden ser útiles para popularizar los productos de aquí en todo el mundo.

¿Me está diciendo que de alguna manera deberíamos aprovechar eventos como Sant Jordi para lanzar nuestros productos en el mundo?

Pues me pone un buen ejemplo, nosotros hemos sabido vender Sant Jordi como un día no sólo dedicado a la cultura, también nos sirve para transmitir una imagen positiva del país. No en vano la Unesco lo ha adoptado. Por lo tanto, sería una muy buena idea explicar por todo el mundo que este evento lo hemos creado aquí, porque tiene repercusión sobre todo tipo de producciones culturales, como las artes plásticas el teatro o la canción.

¿Esto que me dice, cómo se traduciría en la práctica?

Le daré una ejemplo. A mí me parece que es más importante que no se marchen de Barcelona y sus alrededores muchos de los laboratorios de diseño de los nuevos coches que tener simplemente aquí plantas de montaje de coches. O dicho de otra manera, los Medicis pasaron a la posteridad por el alto valor de la creatividad que propiciaron, no por sus otras vinculaciones con la política o la economía.

¿Se sabe realmente el peso de la cultura en la economía?

En España no hay datos concretos, pero según un estudio de la Unión Europea, la cultura representaría aproximadamente un 3 del PIB de este ámbito, más de lo que representa el sector de la alimentación, bebida y tabaco.

¿Sin que sean datos exactos, pero en España, estaríamos en proporciones parecidas a las europeas?

Tenemos percepciones que nos dicen que se ha pasado de un peso del 2,3% del PIB a un 2,8%, aún queda mucha tela que cortar en este sentido. Y Cataluña quizás esté por encima de ese porcentaje si se tiene en cuenta la gran importancia que aquí tiene la industria editorial. Buena parte de las editoriales en castellano nacieron aquí y siguen funcionando desde aquí para toda Latinoamérica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad