La debilidad de EEUU derrumba el Ibex y dispara la prima de riesgo

stop

BOLSAS

Inversores en la Bolsa de Madrid

01 de agosto de 2011 (17:41 CET)

Las bolsas han vivido otra sesión negra en el estreno del mes de agosto. El dinero ha sufrido un nuevo ataque de pánico. Sobre todo en España, donde el Ibex ha sufrido su mayor caída desde junio de 2010 y ya está en los mínimos del año. Ha bastado la publicación del índice  manufacturero estadounidense (ISM) para provocar una oleada bajista en todas las bolsas mundiales. Es la respuesta de los mercados al nuevo signo elocuente de debilidad de la primera economía del mundo.

Quienes esperaban un rally alcista de la renta variable tras el anuncio del acuerdo para elevar el techo de gasto en Estados Unidos tendrá que esperar a otra ocasión. Los inversores han soltado lastre toda velocidad tras la publicación del ISM, que se ha situado en los niveles más bajos desde julio de 2009. Es decir, cuando la crisis estaba en su momento álgido.

El dato da continuidad al que se conoció el viernes de la semana pasada, cuando Estados Unidos ofreció la primera estimación del PIB del segundo trimestre: un 1,3 % frente al 1,8 % previsto, acompañada de una gran caída del consumo. El resultado es que de un plumazo la bolsa se ha comido la subida superior al 1 % acumulada en el arranque de la sesión, cuando los mercados valoraban que Estados Unidos se salvará de la suspensión de pagos.

En los buenos momentos y en los malos, la bolsa española ha sido la peor de Europa. Al cierre, ha caído un 3,24 % hasta los 9.318 puntos con los bancos a la cabeza del retroceso. Ha sido clave el nuevo repunte de la prima de riesgo hasta niveles cercanos a los 370 puntos básicos. Otra vez un nivel insostenible que retrotrae al diferencial a los niveles de los peores momentos de la crisis.

Los bonos, por encima del 6%

La rentabilidad de los bonos españoles a 10 años ha vuelto a volar hasta el 6,1 %. También se dispara la de los bonos italianos hasta el 5,9 %, en una demostración que los mercados periféricos vuelven a estar en el punto de mira tras el acuerdo del Eurogrupo para salvar Grecia y el euro. Una mala noticia para España, que el próximo jueves subasta bonos a tres años otra vez en un escenario de máxima dificultad.

En este escenario, constructoras y bancos han sido duramente castigados en la bolsa española. Acciona, Popular, BBVA y Bankinter han sufrido descensos de alrededor del 4 %, llevan al Ibex de nuevo hasta la zona de mínimos tocada a mediados del mes de julio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad