La deuda de Cataluña sufre la mayor escalada del último año

stop

Al límite

El President Artur Mas, en el Palau de la Generalitat

en Barcelona, 11 de septiembre de 2015 (20:25 CET)

La deuda de España ha sufrido un vuelco importante en el segundo trimestre, con un descenso del 98% al 97,7% del PIB, alejándose así del temido 100%. Pero este descenso se ha debido a la subida del PIB español, ya que en volumen, el endeudamiento ha subido en 6.660 millones, hasta los 1,052 billones de euros. La deuda ha subido en casi todas las CCAA –sólo ha bajado en Madrid– pero un tercio de la subida de la deuda española se ha producido en Cataluña.

Los datos publicados este viernes por el Banco de España sitúan la deuda catalana en 66.813 millones de euros en el segundo trimestre, después de que haya escalado en 2.029 millones respecto al primer trimestre, un 3,13%. Se trata de la subida más importante del pasivo de Cataluña en cinco trimestres, desde los primeros tres meses de 2014. Sólo la Comunidad Valenciana supera a Cataluña en crecimiento de la deuda en el segundo trimestre.

La caja de Mas-Colell, vacía

A dos semanas de las elecciones del 27S, que pueden cambiar el rumbo de Cataluña, continúa siendo evidente que la situación de su caja es más que precaria. Su déficit continúa por encima de lo que le marca el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y para financiarlo necesita endeudarse, aunque ha de echar mano del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para conseguirlo, ya que no puede acceder a los mercados –y si pudiera hacerlo, el coste sería prohibitivo, ya que es considerado bono basura por parte de las agencias de rating–.

La deuda de Cataluña es la más alta entre las CCAA en volumen, aunque en porcentaje del PIB es la tercera. En el segundo trimestre ha subido del 33,7% al 34,1% del Producto Interior Bruto catalán, y sólo la superan la Comunidad Valenciana (39,6% del PIB) y Castilla-la Mancha (34,1%).

Las CCAA, la oveja negra

En total, la deuda de las Comunidades Autónomas se situaba en junio en 250.237 millones de euros, casi 10.000 millones más que en el primer trimestre. En porcentaje del PIB, ha subido del 22,5% al 23,2% de media. La única comunidad que ha conseguido rebajar su deuda ha sido la madrileña, en una décima (del 13,2% al 13,1%) y en 72 millones, hasta los 26.341 millones de euros.

Las CCAA continúan siendo la oveja negra, ya que son las únicas administraciones que sufren subida del endeudamiento respecto al PIB. La deuda española se reparte entre 786.145 millones de la administración central, 5.000 millones menos que en el primer trimestre, 250.237 millones de las CCAA y 37.928 millones de las corporaciones locales, 500 millones menos. La Seguridad Social arrojó un saldo positivo de 21.473 millones de euros.

A pesar de la desviación de las Comunidades Autónomas, Cristóbal Montoro confía en que el Estado cumplirá con su objetivo de deuda para este año, del 98,7% del PIB. Con las previsiones de avance de la economía, no debería ser un objetivo difícil. El Gobierno prevé que la deuda española baje dos décimas en 2016 y hasta el 96,5% del PIB en 2017.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad