“La deuda española merece la máxima nota de solvencia”, según Moody's

stop

10 de febrero de 2010 (18:49 CET)

La agencia de calificación crediticia Moody's Investors Service subrayó que es preciso diferenciar entre los perfiles de riesgo de las finanzas públicas de España, Portugal y Grecia y destacó que la deuda española "merece" la máxima nota de solvencia y que esta calificación 'AAA' está "bien anclada" por lo que su situación "no es directamente comparable" con la de Grecia.

    "España, Portugal y Grecia puede que compartan la misma moneda, pero no muestran el mismo perfil de crédito", afirma Kristin Lindow, vicepresidente senior del área de riesgo soberano de Moody's, que dedica un informe a establecer las diferencias entre la posición de los tres países ante las turbulencias que afronta su deuda pública en los mercados.

   En concreto, la calificadora de riesgos destaca que en el caso de España se ha producido "más confusión que contagio", ya que su economía entró en la crisis financiera global en una fuerte posición fiscal, que proporciona al país un margen de maniobra fiscal sustancialmente mayor que el de Grecia.

   Asimismo, Moody's subraya que "el programa de estabilidad diseñado para el periodo 2010-2013 contiene un plan para eliminar el déficit primario al finalizar el último de los cuatro años para estabilizar el ratio de deuda sobre el PIB en el 74% y la relación intereses/ingresos en torno al 8%, lo que de conseguirse sería un gran apoyo a la calificación 'AAA' de España".

Precisar las medidas

   No obstante, la agencia apunta que las autoridades españolas aún deben precisar todas las medidas para reducir el déficit y advierte de la necesidad de que los gobiernos regionales y locales se ajusten a dicho plan de austeridad, por lo que considera probable que se produzcan revisiones del mismo.

   "Sin embargo, dado el compromiso hacia la consolidación fiscal a través del conjunto del espectro político y el apoyo a tal posición en el país, confiamos en que cualquier medida necesaria será llevada a cabo", apunta la agencia, que subraya que "el déficit podría no bajar del 3% del PIB en 2013, pero cualquier exceso se limitará a un año como mucho, proporcionando un apoyo crucial a la nota 'AAA'".
   De este modo, Moody's considera que la nota 'AAA' de España, el más solvente de los tres países, ha sido "injustamente" comparada con la de Grecia y afirma que el presupuesto de 2010 y su plan de austeridad deberían haber distinguido al país de aquellos otros en los que las reformas se demoraron.

   "La traducción exitosa de su programa a medio plazo en medidas políticas, especialmente si van acompañadas de reformas en el mercado laboral, permitiría fortalecer la productividad de la economía y reducir las preocupaciones sobre su potencial de crecimiento a largo plazo", señala la agencia, que recuerda que recientemente situó a España como uno de los países "resistente" dentro de los países que cuentan con la máxima nota crediticia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad