La diferencia entre aumentos salariales y precios se dispara

12 de junio de 2009 (12:31 CET)

El coste de la hora trabajada creció en los tres primeros meses del 2009 un 2,8% más de lo que lo hizo en el mismo periodo de 2008, aunque el incremento llegaría al 4,8% si se eliminan los efectos estacionales, ya que la semana Santa ha lugar este año en el mes de abril. El incremento de los costes salariales contrasta con la evolución de los precios pues marzo cerró con un descenso del 0,1% respecto al IPC de marzo del año anterior.

Todas las actividades aumentaron sus costes laborales, especialmente la reparación de vehículos de motor y motocicletas y el comercio, que subieron un 7,5%, y la construcción, donde los salarios subieron un 6,3%., teniendo en cuenta el ya mencionado efecto calendario.

Por el contrario, si se elimina dicho efecto, los costes laborales cayeron un 3,4% en las actividades financieras y de seguros, un 0,4% en el suministro de agua y actividades relacionadas, y un 0,1% en las actividades administrativas y servicios auxiliares y en la administración pública y defensa.

Esta situación, en un momento de crisis como el actual, está moviendo a una profunda preocupación en el terreno empresarial, pues mientras los sueldos aumentan, como resultado en muchas ocasiones del cumplimiento de convenios colectivos plurianuales, los precios a los que venden sus productos están bajando.

En algunos sectores empresariales se ha optado por intentar renegociar los convenios aunque la respuesta ha sido negativa por parte de los sindicatos. La patronal quiere adaptar los sueldos a la nueva realidad deflacionaria. Los sindicatos están en contra porque consideran que recortar los salarios retraería aún más el consumo y esta espiral agravaría la temida deflación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad