La economía de Cataluña perderá velocidad en 2017

stop

La Cámara de Comercio de Barcelona vaticina que Cataluña crecerá un 2,7% este año, seis décimas menos que los registros del año pasado

Puerto de Barcelona, uno de los más importantes del Mediterráneo. Foto: Jorge Franganillo

Barcelona, 02 de febrero de 2017 (19:00 CET)

La economía de Cataluña perderá velocidad este año: en 2016, el PIB de la comunidad aumentó en un 3,3%, cifra superior a la media nacional, pero este año bajará al 2,7%, según un estudio de la Cámara de Comercio de Barcelona. El descenso continúa con la pendiente que proviene desde el 2015, cuando se registró un crecimiento del 3,4%.

A pesar de estos resultados, desde el organismo que preside Miquel Valls califican la situación de positiva al tratarse de un "crecimiento estable", y de presentar los datos de un crecimiento más leve en el consumo privado (2,6% frente al 3,3% del 2016), las exportaciones (4,6%, una décima menos) y las importaciones (4,9% ante el 5,2% del año pasado).

Para hacer frente a la desaceleración global de este año, la Cámara considera que la economía catalana deberá prestar atención a sectores estratégicos como la industria y a la construcción, que todavía no se han situado en los niveles previos a la crisis económica.

La pérdida de crecimiento en la economía catalana, según la Cámara, se debe factores externos como la subida del precio del petróleo, el aumento en el impuesto de sociedades y "la retirada gradual de los estímulos monetarios". Pero hay un punto más importante de incertidumbre, vaticina la asociación: el ámbito político internacional, "que puede afectar la marcha de la economía"; sobre todo por la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos.

Sin embargo, respecto la relación entre España y Cataluña, recuerdan que la economía ha demostrado tener "suficiente fuerza para seguir avanzando" al margen del contexto político.

Entre las conclusiones del balance económico de 2016, este organismo precisa que las perspectivas de la economía catalana han sido "mejores de lo esperado" y que la estabilidad en el crecimiento se ha debido a la "fortaleza" en la creación de puestos de trabajo, el dinamismo del consumo, un panorama financiero más favorables y la depreciación del euro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad