La feria 'Nos Casamos' suspende su celebración a tan sólo un día de su inauguración

Sin título

05 de febrero de 2009 (15:11 CET)

Otra feria que sufre los embites de la crisis? El certamen 'Nos Casamos', organizada por el Grup Exprés Comunicació, ha suspendido su celebración a un día de su inauguración, prevista para mañana. La feria, dedicada a la organización de bodas y convenciones, informó a los expositores de la suspensión por "problemas" con la empresa que tenía que montar los expositores en el recinto de La Farga de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

El centenar de expositores de la feria recibieron anoche un correo electrónico de la organización en el que comunicaba el "aplazamiento" del salón "por causas ajenas e inesperadas" a la voluntad de los organizadores.

Según el comunicado, "la empresa subcontratada para el montaje a hora de hoy no ha respondido a sus obligaciones contractuales". Fuentes del Grup Exprés Comunicació consultadas por Europa Press no quisieron revelar los motivos por los que la empresa subcontratada no ha llevado a cabo el montaje del salón.

La suspensión de 'Nos Casamos' ha provocado numerosas quejas entre los expositores, entre los que hay servicios de cátering, restaurantes, hoteles, agencias de viajes, fotógrafos y revistas especializadas.

Durante la mañana de hoy, numerosos expositores se pusieron en contacto con la organización. "Estamos llamando, pero nadie da la cara y hay unos gastos que ya se han hecho y que ya veremos qué pasa", explicó a Europa Press Lluís Ristol, responsable del restaurante Sant Lluís de Ristol.

Por su parte, el propietario del restaurante Can Cirili, Emili González, afirmó que no se les ha dado "ninguna garantía de que se volverá a celebrar". "Sólo dicen que quizá se haga en marzo" añadió. González explicó que los expositores han pagado por la celebración de la feria y exigió saber "si realmente se va a hacer y qué va a pasar con ese dinero".

Por su parte, Toni Rufo, de la web 'Guianupcial.com', afirmó que lo tenía "todo preparado" y lamentó que hay cosas que ya no pueden anular, como el alquiler de furgonetas. "Hay mucha desconfianza porque hemos pagado por anticipado", insistió.

Los expositores lamentaron que el aviso de la suspensión de la feria "se haya hecho con sólo un día de antelación". "Nos podrían haber prevenido de que había problemas", lamentó Carolina Casas, de la empresa de cátering Prats Fatjó. "Es muy fuerte porque hay empresas que vienen de fuera y que ya habían pagado billetes de avión y habitaciones de hotel. Además, se han tenido que anular citas que se habían programado con parejas que iban a casarse", comentó Casas.

En su comunicado, la organización del salón informa que en el plazo de diez días comunicará "una nueva fecha de celebración, que será en marzo", una vez se acuerde de nuevo con el recinto ferial".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad