La filial francesa de Marsans, insolvente

stop

15 de abril de 2010 (18:21 CET)

A perro flaco, todo son pulgas. La filial francesa del grupo Marsans se ha declarado insolvente apenas dos meses y medio después de que Gerardo Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual, una pareja que está en el ojo del huracán, la vendiesen a un fondo de inversión español.

El presidente de la CEOE y Pascual vendieron la compañía el pasado 29 de enero a la firma Dinaqua, una de las empresas que participa en el capital de la sociedad Reino de Don Quijote de la Mancha.

La aerolínea XL Airways, compañía que opera vuelos para Marsans Francia, advirtió de retrasos en los pagos por parte de la agencia de viajes. Es más, cerca de 300 pasajeros se quedaron en tierra como consecuencia de la crisis de la empresa.

Según apunta 'Le Figaro', la Secretaría del Tribunal de Comercio de París debate hoy la solicitud de insolvencia presentada por la compañía.

La empresa del grupo Marsans tiene unos datos económicos redondos. La facturación fue el año anterior de unos 100 millones. Tiene 100 empleados y unos 100.000 pasajeros usaron sus servicios. En el momento de realizar el cambio de propiedad se aseguró que la filial mantendría el nombre de Marsans en Francia y también sus relaciones de colaboración con la marca española.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad