La fusión de las tres cajas catalanas supondrá 350 prejubilaciones

stop

Calculan cerrar entre un 15 y un 20% de las sucursales

Sin título

22 de julio de 2009 (18:34 CET)

La primera fusión iniciada entre cajas catalanas --Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu-- supondrá una reducción de plantilla de unos 350 trabajadores a través de prejubilaciones y el cierre de entre un 15 y un 20% de la red de oficinas.

   El director general de Caixa Sabadell, Jordi Mestre, calculó en declaraciones a Catalunya Informació que la fusión supondrá la desaparición de unas 150 oficinas entre las tres entidades porque se solapan en el territorio.

   La mayor parte del recorte se dará en los servicios centrales de la nueva entidad, donde Mestre auguró un "ajuste considerable" que confió en que pueda hacerse con jubilaciones anticipadas.
   En una entrevista a Catalunya Ràdio el director general de Caixa Terrassa, Enric Mata, subrayó que la nueva unión hará más fuerte a la caja resultante, que podría denominarse Unió de Caixes Catalanes. Mata aseguró que el proceso "no se aborda para superar un momento difícil, sino para reforzarnos de cara al futuro".

   Fuentes del sector confirmaron que las tres entidades estudian la cifra que pedirán al Fondo de Reestructuración de Ordenación Bancaria (FROB), que podría oscilar entre los 300 y los 400 millones de euros para sufragar los gastos de este proceso de integración.

   Los consejos de administración de las tres cajas catalanas dieron el martes luz verde al inicio de la fusión, que en una primera fase redactará un proyecto que tendrán que aprobar las asambleas de cada entidad a finales de septiembre, según los cálculos que se barajan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad