La Generalitat aprovecha la coyuntura para comprar inmuebles

stop

Sin título

09 de febrero de 2009 (09:21 CET)

La depreciación del mercado inmobiliario está convirtiendo a la Generalitat de Catalunya en uno de los mayores actores en lo que respecta a la compra de edificios. Y es que el Gobierno invirtió en 2008 104,43 millones en la compra de diversos edificios, financiadas por el erario público catalán y que suponen una apuesta de futuro y un cambio en la política de propiedad de la Administración, que durante años ha optado por regímenes de alquiler: de 293 edificios oficiales de Catalunya, sólo 153 son de propiedad pública.

Entre las adquisiciones avaladas por el actual ejecutivo de Montilla, se han comprado un edificio de L’Hospitalet, para ubicar el Centre de Telecomunicacions i Tecnologes de la Informació, y un chaflán del Eixample de Barcelona, situado en el número 335 de la Gran Via, que está a al espera de adjudicación. Paralelamente, el Govern compró a General Electric un edificio en el 22@ del Poblenou, una moderna esquina que forma parte del complejo Ecourban que ha costado 28 millones. En Sant Just Desvern, dos edificios más.

Para 2009, está prevista que la tendencia continúe siendo la misma: la coyuntura actual está facilitando la penetración pública en un mercado de edificios de gama alta que hasta hace poco parecía reservado sólo a actores privados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad