La Generalitat empuja a unirse a las cooperativas con secciones de crédito

stop

Un decreto que se publicará el 29 de junio casi dobla el capital exigible respecto a los recursos propios

23 de junio de 2010 (14:51 CET)

El Departament d'Economia i Finances de la Generalitat y las cooperativas agrarias con sección de crédito han llegado a un principio de acuerdo que permitirá una reestructuración de estas entidades de forma que se incremente su capitalización y se disminuyan los riesgos. El exigible respecto a recursos propios se amplia hasta casi el doble, lo que empujará a unirse a las entidades que tengan dificultades para cumplirlo.

Las secciones de crédito de las cooperativas agrarias son entidades que operan en los núcleos rurales de forma que en muchas ocasiones son las únicas entidades en sus territorios. Operan recaudando fondos de los asociados de las cooperativas a los que también conceden crédito. Como los gastos de transformación son mínimos, las condiciones acostumbraban a ser mejores que en resto del mercado. Asimismo, estas entidades sirven en buena manera para financiar los ciclos de inversión de las cooperativas.

En Catalunya persisten más de 100 secciones de crédito de cooperativas agrarias con más de 700 millones en depósitos.

Pero a raíz de algunos problemas como el ocurrido en la entidad de Almenar, Copalme, la Generalitat puso en marcha un proceso que quería evitar estos contratiempos. Así, postuló la conversión de la pequeña caja rural de Castelldans en una entidad de ámbito catalán en la que se integrasen el resto de secciones de crédito. Esta solución no agradó a las secciones de crédito que abrieron una negociación con la consejería que comanda Antoni Castells.

Desde Economia i Finances se ha acordado con las secciones de crédito de forma los recursos propios de la cooperativa no podrán ser inferiores al 50% de la suma de los saldos del inmovilizado y materia e inmaterial de la cooperativa, una vez deducidos los saldos de las subvenciones de capital obtenidas para su financiación. Además, las negociaciones han hecho que que se amplíe notablemente el exigible total respecto a los recursos propios. Si antes esa ratio era de 19 veces, ahora pasará a 11 veces o lo que en términos porcentuales del 5,26% al 9,09%. Las entidades deberán en 4 años adaptarse al nuevo esquema de capitalización. La fórmula puede ser a través de ampliaciones de capital o a dedicar beneficios a reservas. Tampoco los activos de las secciones de crédito podrán ser aportados como garantía u objeto de pignoración según fuentes conocedoras de las negociaciones.

Otra de las novedades es que los denominados socios colaboradores de las citadas entidades de crédito , es decir, los que operan con ellas sin ser socios directos de la cooperativa agraria no podrán superar el 30% de la actividad total de las entidades.

Por otrea parte, el proyecto de convertir la caja rural de Castelldans en una de ámbito catalán estuvo parado durante unos meses coincidiendo con el interés de la Generalitat en conseguir fusiones de cajas. Una vez superada esta etapa se vuelve a incidir en la idea pero buscando, según las fuentes, agrupar bajo este techo a las secciones de crédito de las cooperativas con más volumen de activos: por ejemplo, la de Cambrils, la cooperativa de Arrossaires del Delta del Ebre o la de Les Borges Blanques.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad