La IATA medita si denuncia a Marsans por apropiación indebida

stop

Sin título

18 de mayo de 2010 (17:02 CET)

El grupo Marsans, propiedad del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y de su socio Gonzalo Pascual, todavía no ha abonado el pago correspondiente a las ventas de abril a través del sistema BSP --banco que se encarga de pagar los billetes aéreos--, según confirmaron fuentes de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) .

   El importe de la deuda correspondiente al BSP asciende a cinco millones de euros.

   El plazo para el pago de las ventas de billetes de avión comprendidas entre el 1 y el 20 de abril, es decir, hasta la retirada de la licencia por parte de la IATA a Viajes Marsans venció ayer, dado que el día 15, la fecha en que suele producirse el pago, fue no laborable.

   Las aerolíneas miembros de la IATA podrían demandar a Marsans a partir de hoy. Concretamente, la posibilidad de que presenten denuncia por apropiación indebida está sobre la mesa, dado que hasta el momento no se realizado el depósito, puesto que los agentes actúan como fideicomisos. La IATA reclamará un nuevo aval al respecto.

   La IATA retiró el pasado 21 de abril a Viajes Marsans la licencia para la venta de billetes de avión, y le exige desde entonces un aval de 20 millones de euros para recuperarla.
   Fuentes del grupo Marsans señalaron a Europa Press que la compañía está intentado solucionar esta cuestión, si bien indicaron que "no es el primer problema" de la compañía, que trata de lograr la liquidez que le permita reflotar "en un momento crítico".

Si se produjese una denuncia existiría un riesgo claro de que el juez correspondiente decidiese el cierre de la empresa, como pasó en circunstancias parecidas con la línea aérea Air Comet. Otra posibilidada sería que Marsans se declarase en concurso voluntario de acreedores, lo que daría un margen mayor para intentar salvar la sociedad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad