La inestabilidad política pasa factura al Tesoro que paga más por la deuda

stop

El organismo coloca más de los previsto pero sube los intereses por la caída de la demanda y la subida de la prima de riesgo

07 de febrero de 2013 (12:15 CET)

La inestabilidad política que se ha generado en España ha hecho mella en los mercados y se ha reflejado en la subasta del Tesoro de este jueves. Aunque el organismo ha conseguido colocar más de lo previsto, hasta 4.610,7 millones, ha tenido que pagar más intereses por la deuda ya que la demanda ha caído.

Es la primera vez que el Tesoro aumenta los intereses en este año. En 2012 ya tuvo que recurrir a ello en varias ocasiones para salvar algunas subastas por la inestabilidad de los mercados y la falta de confianza de los inversores en España. Sin embargo, con el inicio de año la tormenta había pasado con la prima de riesgo en niveles más bajos.

Los papeles de Bárcenas y las publicaciones sobre presuntos casos de corrupción, sobre todo relacionados con el Partido Popular, han roto esta tendencia. La prima de riesgo se disparaba esta semana y se sitúa en torno a los 385 puntos básicos.

Mayores intereses

En concreto, el Tesoro ha colocado 1.947,57 millones de euros en bonos a dos años, que se suman a los 2.069,78 millones en bonos a cinco años y a los 593,35 millones de una obligación con fecha de vencimiento en 2029. En todos los casos, se ha pagado más respecto a subastas anteriores.

En los bonos a dos años el interés medio se ha situado en el 2,823%, frente al 2,476% de la anterior ocasión. A cinco años se ha ofrecido una rentabilidad del 4,123%, también más alta que el interés del 3,770% de la emisión precedente. Y en la obligación a 2029, la rentabilidad media ha sido del 5,787%, frente al 4,849% de la última subasta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad