La Junta de la Seda se reúne con mar de fondo

06 de agosto de 2009 (11:24 CET)

La junta de accionistas de La Seda, que se reunirá el próximo sábado  ha de afrontar aspectos claves para el futuro de la empresa. Entre estos aspectos está la aprobación de las cuentas de la empresa y de su grupo consolidado correspondientes al año pasado y los cambios en el consejo de administración. Así, se ha de dar el visto bueno a la sustitución del consejero dominical de Inverland Dulce y la ratificación por cooptación de Carlos Rocha Moreira da Silva.

Otro punto de debate será la autorización de compra de acciones de la propia empresa con un límite del 5% durante un período de 18 meses.

Además, se deberá aprobar la reelección de los auditores de la sociedad y su grupo consolidado, en la empresa Horwarth Auditores España, SL.

A pesar de que la junta está convocada para este viernes, en la propia cita se asegura que su realización se efectuará el sábado.

Informe KPMG

No obstante, en los días previos a la celebración de la junta ha surgido un elemento que puede afectar al desarrollo de la reunión de accionistas. Uno de los consejeros de la sociedad, Jacint Soler Padró, argumentó que existe un informe de la auditora KPMG sobre la compañía que mostraría la existencia de presuntas irregularidades en operaciones realizadas por la sociedad en las que habría tenido responsabilidad el expresidente de La Seda, Rafael Español y los principales accionistas.

Soler Padró, que defiende desde hace tiempo que el principal accionista de La Seda: Caixa Geral de Depósitos e Imatosgil lancen una OPA sobre la empresa porqué considera que han sido los que efectivamente han controlado la empresa.

Según el diario Expansión, el informe de KPMG, mostraría algunas irregularidades en la gestión de la empresa. La consultora afirma que la compañía catalana hizo un préstamo de 17,2 millones de euros a Jatroil del que todavía no se ha devuelto nada y también asegura que La Seda realizó ciertas operaciones controvertidas con unos plásticos PET entre Rusia y Túnez, con precios superiores al mercado. Quizás apoyándose en los datos citados Soler Padró podría aprovechar la junta para pedir que se realice una acción social contra los anteriores gestores. Según el orden del día esta solicitud no está incluida, aunque no se descarta que finalmente se trate.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad