La necesidad de un acuerdo

Sin título

30 de junio de 2009 (11:11 CET)

Van saliendo opiniones que piden más proactividad o liderazgo del gobierno de España para corregir los efectos más duros de la crisis a las empresas. Eso pasa porque el tiempo para las empresas se acaba, y se acaba porque por muy buena que sea una industria, no se puede estar 6 meses con caídas de ventas del 50%, y se acaba porque por muy buena voluntad que haya no se pueden aguantar las plantillas.

Las dos cosas están haciendo que haga falta ya alguna medida concertada entre empresas, sindicatos y gobierno , que no sea el concurso de acreedores que quiere decir cerrar en el modelo español, y el ERE de la multinacional que es de difícil aplicación a la mediana empresa catalana que es la principal empresa del país,  aunque sólo a través de PIMEC escuchamos alguna queja.

Y es necesario hacer algo más porque yo creo que los empresarios ya han asumido que la banca no cambiará y que, como siempre, le dará el paraguas cuando hace sol, no cuando hace falta, y ahora hace falta , pero no están, por lo tanto el problema es como seguir con los recursos de cada cual y en un mercado que ha perdido grueso y no lo volverá a recuperar a corto plazo.

Y aquí es dónde juega la variable ‘ocupación’. ¿Qué hacemos para sostenerla? No por recuperarla, que eso vendrá después, sino por sostenerla, aún conociendo que el paro instalado ya nos marca unos hitos de no regreso.

Es en este punto, dónde acuerdos como el paro temporal y complementos de la empresa pueden ser útiles, al igual que las rotaciones de las plantillas, así como también entender que el sistema conocido hasta ahora de recaudación por cualquier medio ha fallado y no sirve porque, si no, aumenta los problemas y, lo que es más grave, no se recauda, puede ayudar a mejorar la situación de la ocupación.

Como se puede ver, hablo de medidas dentro de lo que hay, no de lo que no cabe más ni habrá, es decir, subvenciones, ¿o es que alguien se piensa que el Estado no ha perdido también recaudación que seguramente nunca jamás recuperará por muchos impuestos que se imaginen?

Por lo tanto recuperamos la gallina de los huevos de oro , la empresa que pueda respirar y a partir de aquí vemos que más se puede hacer por la ocupación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad