La Obra Social, víctima de la crisis

stop

Sin título

27 de abril de 2009 (08:52 CET)

Juan Ramón Quintás y Miguel Ángel Fernández Ordóñez se han salido con la suya. Las cajas de ahorro reducen su inversión en obra social en sus presupuestos para 2009 para afrontar la difícil situación financiera actual. La dotación que destinan a estos fines ha sufrido un recorte del 16% respecto a 2008, lo que supone un total de 1.637 millones de euros, frente a los 2.031 millones de euros de 2007, según datos de la CECA, que recuerda, no obstante que no son cifras definitivas.

Juan Ramón Quintás, presidente de la Confederación de Cajas de Ahorro (CECA), manifestó recientemente que las cajas debían reducir la dotación destinada a obra social y aumentar proporcionalmente las provisiones para estar mejor preparadas ante los crecientes ratios de morosidad.

Las cajas, según muestran sus presupuestos para 2009, son de la misma opinión y, por primera vez, reducen la cantidad destinada a obra social en su conjunto un 16%. Las posturas de las diferentes cajas, no obstante, han sido variadas, y no todas han aplicado recortes en su aportación a obra social. Así, La Caixa, según informa Expansión, ha aumentado la dotación para fines sociales un 25% hasta los 500 millones de euros y otras entidades como BBK (con un aumento histórico del 17,6%) o la CAM (un 6%) también han optado por aumentar su presupuesto para estos fines.

Sin embargo, la tónica general ha sido un descenso de la dotación para obra social. Caja Duero es una de las entidades que ha aplicado mayores recortes, al reducir su presupuesto para obra social un 50%. Caja Madrid, por su parte, también lo recorta en un 25%, pasando de los 250 millones de 2008 a 187 millones en 2009. Otras entidades que reducen en 2009 de forma considerable su aportación a fines sociales con Caixanova (-30%), Caja España (-28,7%) o Caja Burgos (-20%).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad