La OCDE mete mano al oscurantismo fiscal de las multinacionales

stop

El acuerdo 'País por País, firmado por 30 países, obliga a las grandes corporaciones a que informen sobre los impuestos que pagan en cada país donde operan

Cristóbal Montoro, baja las escaleras del Congreso, con Rafael Hernando

Madrid, 28 de enero de 2016 (09:56 CET)

España podrá obtener información desagregada de los impuestos que pagan las multinacionales cuya matriz se encuentra afincada en los 30 Estados que acaban de firmar el Acuerdo Multilateral entre Autoridades Competentes para el Intercambio de Información "País por País", auspiciado por la OCDE. 

Ya no será necesario suscribir pactos bilaterales con cada país. Por ejemplo, en España,  la Agencia Tributaria podrá tener información de los impuestos pagados por una filial situada en Suiza, Francia o Alemania, y viceversa.

Plan de Acción BEPS

El intercambio de información "país por país" está incluido en el llamado Plan de Acción BEPS (Base Erosion and Profit Shifting, siglas en inglés) de la OCDE, de lucha contra la erosión de bases imponibles, la planificación fiscal agresiva y la transferencia artificial de beneficios empresariales. Implica que las multinacionales estén obligadas a presentar un informe "país por país", con información desagregada de los impuestos que pagan en todos Estados en donde tienen actividad.

Según la OCDE, los informes "país por país" deben presentarse anualmente en la jurisdicción de la matriz del grupo multinacional, y se compartirán de manera automática con los otros países firmantes, a través de intercambio de información intergubernamentales. La Comisión Europea (CE) va en la misma línea y tiene previsto presentar próximamente una normativa al respecto.

España ya se adelantó

En el caso de España, el Gobierno se ha adelantado a las recomendaciones de la OCDE y a las previsiones de la CE y ha incluido recientemente esta disposición en su normativa interna, concretamente en el nuevo Reglamento del Impuesto sobre Sociedades, aprobado en julio de 2015, que desarrolla la reforma fiscal.

En el citado reglamento se estipula que las multinacionales residentes en España con una cifra de negocios superior a 750 millones de euros y que tengan la condición de dominantes en un grupo estarán obligadas, a partir de 2016, a suministrar información a la Agencia Tributaria de los impuestos que pagan "país por país".

Intercambio efectivo a partir de 2017

Aunque la información "país por país" se refiere ya a periodos impositivos desde este año 2016, el intercambio de información se hará efectivo a partir de 2017, en coordinación con la OCDE.

También deberán aportar información "país por país" las filiales de empresas que residan en un territorio con el que no exista acuerdo de intercambio automático de información. Entre la información a remitir se indicará por cada país, los ingresos, los resultados brutos, los impuestos devengados y satisfechos, los fondos propios, el valor neto contable de los activos materiales y la plantilla.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad