La prensa coincide: la huelga general no cuajó

stop

LOS DIARIOS PIDEN REFLEXIÓN A LOS SINDICATOS

30 de septiembre de 2010 (11:29 CET)

La mayoría de los periódicos coinciden en destacar en sus portadas que el impacto de la huelga general del 29 de septiembre fue más bien escaso, especialmente en el sector servicios. Algunos medios han aprovechado el resultado final de la protesta para cargar las tintas contra los sindicatos, a los que llegan a pedir que se modernicen. Así, por ejemplo, Expansión encabeza su portada con un titular contundente: "Derrota sindical". En su editorial, que empieza en la portada, asegura que “los españoles han dado la espalda a los sindicatos, cuya pérdida de influencia es evidente. Si no emprenden una modernización corren el riesgo de sucumbir en una espiral”.

Más contundente aún es El Economista, que pide sin ambages la dimisión de Méndez y Fernández Toxo, los líderes de UGT y CCOO, respectivamente. Para este diario, la huelga fue “decimonónica” y “se basaba en la imposición forzosa de los paros. Pero no contaron con el sector servicios, las pymes y los autónomos. Esta huelga analógica se olvidó también de Internet, de modo que a primera hora de la mañana los medios online ya titulaban e interpretaban el resultado en contra de los intereses huelguistas”.

Otro periódico que se muestra especialmente crítico con las organizaciones sindicales es el diario ABC, que titula "Fracaso general". En su editorial, maximiza la actuación de los piquetes y asegura que si no hubieran actuado de forma violenta, los efectos de la huelga aún habrían sido menores. El rotativo considera incluso que el gobierno tenía cierta connivencia con los huelguistas: “La violencia de los piquetes sindicales estuvo presente en las grandes ciudades y núcleos industriales, pero el ministro de Trabajo prefirió elogiar la «responsabilidad» con la que los sindicatos estaban ejecutando la huelga. Estas palabras, junto a la nueva oferta de diálogo hecha a las organizaciones sindicales ayer mismo por el presidente del Gobierno, no son sino expresiones del juego de imposturas con el que los sindicatos y el Ejecutivo resolvieron no hacerse daño”.

Por su parte, La Vanguardia, titula "Huelga no general" y asegura que se pararon la industria y la construcción pero no los servicios. Para este rotativo, “la apelación de los sindicatos a la huelga general “ha sido tan fácil como inútil” porque “no arregla nada y porque las alternativas que ofrecen los sindicatos no son posibles ni viables en el actual marco de globalización económica y financiera”.

Por último, El País asegura que el gobierno mantendrá la reforma laboral “tras una huelga de impacto moderado”. Recuerda que el seguimiento de la huelga fue masivo en la industria y el transporte pero tuvo escasa repercusión en otros sectores. En su editorial, el diario de Prisa asegura que “el gobierno no recibió ayer de la ciudadanía un mensaje abierta y masivamente contrario a su política económica”. Y llama a los sindicatos a la reflexión recordándoles que si el gobierno mantiene su intención de reformar las pensiones “UGT y CCOO tendrán que aceptar la negociación y la colaboración en la tarea”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad