La recuperación esperará a 2011, según Caixa Catalunya

18 de enero de 2010 (16:54 CET)

La recuperación deberá esperar a 2011. Así lo constata el estudio que para el conjunto de España ha realizado Caixa de Catalunya. Según este trabajo, la economía española se contraerá un 0,5% en 2010, aunque volverá a tasas positivas "en los trimestres centrales", según el último informe semestral de Caixa Catalunya.

   Con todo, la caída del PIB prevista para 2010 supone 3,2 puntos porcentuales menos que la estimada para 2009, del -3,7%, fruto de una mejora de la demanda interna, que restará un punto su aportación al PIB en el conjunto del año, frente a los 6,3 puntos de 2009.

   Entre los factores que explican esta evolución, la entidad de crédito indica la finalización del ajuste de la economía a un nuevo escenario "de menor producto y empleo potencial", a la mejoría gradual de las economías del entorno europeo y a las medidas de estímulo monetario y fiscal adoptadas el pasado año.

   Según el catedrático de Economía Aplicada Josep Oliver, autor del estudio, "lo peor de la crisis en España ha pasado ", si bien ésta ha dejado una "herencia" que avecina "años difíciles" y un crecimiento "modesto" del PIB en los próximos años.

   De hecho, el informe indica que en los tres años de crisis, desde 2007, se habrán perdido 1,8 millones de empleos, que sólo se podrían recuperar con la creación neta de 300.000 empleos anuales durante los próximos seis años, una cifra que Oliver consideró, al menos en 2011, "muy optimista" y que precisaría de crecimientos del PIB en torno al 2,5%.
   Según los cálculos de Caixa Catalunya, la pérdida de empleos se moderará en 2010 hasta el punto que se podría hablar de creación neta de empleos a finales de año, si bien la ocupación caerá un 0,7% adicional este año.

   Teniendo en cuenta la evolución de la población activa, la entidad financiera avanza que la tasa de paro se mantendrá estable en el 17,8%, con tasas que rondarán el 18,5% en los trimestres centrales y que caerán por debajo del 18% a finales del año.

Más empleo en los servicios

   Ahora bien, si de los 1,8 millones de empleos perdidos la mayor parte pertenecen a la construcción --hasta un millón de parados-- y la industria, serán los servicios los llamados a 'tirar del carro' del empleo a partir de ahora.
   "El gran ajuste en el 'ladrillo' ya lo hemos efectuado, y a partir de ahora debería moderarse sustantivamente, de modo que a finales de 2010 llegaremos a los niveles de empleo de 2000", indicó Oliver.

    En cuanto a la industria, es de esperar que se recupere en términos de empleo en la medida de que se recuperen las economías europeas. Con esta perspectiva es de esperar que en 2010 se recuperen los niveles de ocupación de 1997.

    Finalmente, los servicios se beneficiarán directamente de la recuperación de la actividad económica y serán la punta de lanza del mercado laboral, con lo que en este caso se podría hablar en 2010 de un retorno a las cifras de 2007.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad